La Cámara de Diputados prolonga el estado de emergencia en Chequia hasta el 17 de mayo

Le ministre de l’Environnement Richard Brabec, photo: ČTK/Kateřina Šulová

La República Checa ampliará el estado de emergencia por el coronavirus hasta el 17 de mayo. Esta fue la fecha aprobada el martes por la Cámara de Diputados de entre varias fechas que se propusieron.

Richard Brabec, foto: ČTK/Kateřina Šulová

El estado de emergencia se prolongará en Chequia hasta el próximo 17 de mayo. Así lo decidió este martes la Cámara de Diputados, donde se discutió una serie de propuestas que iban desde terminar con esta situación excepcional la semana que viene, hasta la propuesta del Gobierno de esperar hasta el 25 de mayo.

Andrej Babiš, foto: ČTK/Roman Vondrouš
El último plazo aprobado era el 30 de abril, pero el Gobierno checo temía que una vuelta a la normalidad demasiado acelerada provocara una nueva oleada de coronavirus.

De hecho, el Gobierno fue el más conservador en sus propuestas e intentó que el estado de emergencia se prolongara hasta el 25 de mayo, algo que otras fuerzas políticas no aceptaron.

Adam Vojtěch, foto: ČTK / Michal Krumphanzl
En opinión del ministro de Salud, Adam Vojtěch, ahora que se están levantando algunas restricciones, sería necesario ir con más prudencia para ver si no aumenta el número de infectados. Según declaró, el 25 de mayo “sería la única solución razonable”.

“Necesitamos tener la capacidad de evaluar, ahora que levantamos algunas restricciones, qué impacto tendrá esto a nivel epidemiológico en las próximas dos semanas”.

El primer ministro checo, Andrej Babiš, expresó ante la Cámara la necesidad de seguir luchando contra la expansión del virus, y señaló que cree que no será necesario hacer futuras prolongaciones de este periodo de emergencia.

Los partidos de la oposición, por su parte, proponían que el estado de emergencia terminase la próxima semana. De acuerdo con la oposición, el Gobierno no ha justificado de forma adecuada el porqué de una extensión más larga ni cómo se actuará si algo no sale como se espera. En este sentido, la líder del partido TOP 09, Markéta Pekarová Adamová, pidió al Gobierno más claridad en sus planes.

Markéta Pekarová Adamová,  foto: ČTK / Michal Krumphanzl
“Es necesario saber cómo se va a actuar según la evolución de las distintas fases. ¿Cuándo habría que echar el freno de nuevo? ¿Qué pasará si se cumplen los peores pronósticos?”

La propuesta intermedia del 17 de mayo, que finalmente se impuso, venía de parte del Partido Comunista. El jefe de esta formación, Vojtěch Filip, justificó en la Televisión Checa la elección de esta fecha.

“Al tomar la decisión de prolongar el estado de emergencia, hemos tenido en cuenta dos factores. En primer lugar, que en la República Checa todavía hay cuatro focos importantes de contagio: Domažlice, Praga, Cheb y Olomouc. Y esto es una amenaza para todo el país. Por otro lado, nuestra intención de que la vida vuelva a la normalidad lo más rápido posible”.

Además de la mencionada prolongación, el Partido Comunista presentó con éxito dos propuestas más. Una que fomentará que se hagan compras centrales de material sanitario a productores checos, y otra medida referente a la protección de la salud pública una vez que termine el estado de emergencia.

Para el Gobierno checo, el mayor reto en este momento es resolver qué pasará entre el final del estado de emergencia (17 de mayo) y el 25 de mayo, cuando comienza la última fase de apertura y de vuelta a la vida normal. El Ejecutivo debe buscar un marco legal en el que se puedan seguir cumpliendo las normativas destinadas a evitar la expansión del coronavirus.