La caída del régimen no significará la solución inmediata de todos los problemas

The symbolic jail cell on Wenceslas Square

Con este nuevo espacio, "Del Totalitarismo a la Democracia", Radio Praga trata de ofrecer un vistazo sobre lo que ha representado el proceso de transición en la República Checa. Este espacio está dedicado a todas las personas interesadas en conocer detalles sobre la transformación checa desde la dictadura comunista hasta la democracia, por lo que creemos que encontraremos muchos radioescuchas en Cuba, donde importantes sectores de la población se preparan también para un proceso de cambio pacífico en la Isla.

La transición del comunismo a la democracia es un proceso largo y complejo. La mayoría de los países de Europa del Este derrocó a sus respectivos regímenes totalitarios a finales de los años ochenta, pero los procesos de transición han empezado a culminar quince años después. Freddy Valverde habló sobre la transición checa con tres protagonistas de los cambios: un antiguo disidente, un líder estudiantil y una joven que trabaja en una organización humanitaria.

Petr Pithart, es un político experimentado. Fue disidente, uno de los signatarios de Carta 77, el documento de la disidencia checoslovaca que pedía al régimen comunista el respeto de sus propias leyes.

Tras la derrota del comunismo en la extinta Checoslovaquia en 1989, Petr Pithart, ocupó diferentes puestos públicos, llegó a ser Primer Ministro Federal, o sea del gobierno checo-eslovaco.

Petr Pithart, foto: Freddy Valverde
El año pasado fue candidato a la presidencia de la República y en la actualidad es presidente del Senado checo. Petr Pithart asegura que una de las recetas para llevar a cabo una buena transición es crear un sólida base legal, y que esa es una de sus recomendaciones para los cubanos que se preparan para cambios democráticos en su país.

"Recomiendo a los ciudadanos cubanos que todos los cambios que se preparan a efectuar los lleven a cabo de acuerdo a leyes muy bien meditadas, para que la reforma económica no se adelante a la transformación política y al sistema jurídico".

Petr Pithart, fue uno de los gestores de la transición en Checoslovaquia. En sus reflexiones sobre la reforma checa, Pithart alerta sobre la dificultades de la reforma económica.

"Es conveniente y necesario evitar lo que sucedió en Rusia, y en alguna medida también en nuesto país, donde la reforma económica favoreció a ciertas personas que se enriquecieron ilícitamente. Es por ello que insisto en que las reformas deber estar respaldadas por leyes muy claras y explícitas, y de fácil interpretación".

Simon Panek
Por su parte, el antiguo líder estudiantil Simon Panek, está convencido de que en Cuba pronto se dará el cambio democrático.

"Hay que tener en cuenta que la caída del régimen no significará la solución inmediata de todos los problemas. Debo decir que en la República Checa los primeros diez años fueron difíciles, porque en las nuevas condiciones las personas deben aprender a actuar de manera independiente, responsabilizarse por sus actos dentro de la sociedad, y a la vez saber aprovechar el amplio espacio y nuevas posibilidad de acción del que dispondrán".

Después del significativo papel en la Revolucon de Terciopelo, como una de las cabezas visibles del movimiento estudiantil, Simon Panek se dedicó a impulsar proyectos para fortalecer las actividades de la sociedad civil. Al referirse al futuro de Cuba, Panek es muy optimista, porque considera que la Isla superará rápidamente las dificultades de los primeros años de la transición.

"Estimo que los cubanos, de la isla, tienen grandes posibilidades de decidir por sí mismos sobre su futuro político, y que con la ayuda económica del exilio podrán rápidamente poner en marcha una exitosa reforma económica que les ayudará a superar en corto tiempo las dificultades de los primeros años de la transición".

Simon Panek
Karolina Novaková, es una joven checa que en los últimos quince años ha vivido intesamente la transformación de su país. Muestra de ello es que trabaja en una organización humanitaria dedicada a socorrer a los más necesitados tanto en la República Checa como en diferentes partes del mundo.

La joven checa asegura que después de más de cuatro décadas de régimen comunista es necesario cambiar muchas cosas, incluso la mentalidad, pero que todo es posible trabajando de manera abnegada.

"Muchas veces la gente dice que antes era mejor, pero resulta que quizá la gente esperaba que en pocas semanas todo cambiaría y que de inmediato tendríamos el nivel económico e industrial de Europa Occidental, yo creo que lo que hay que hacer es ponerse a trabajar y cambiar la mentalidad de la gente".

De acuerdo con Karolina Novaková el cambio de mentalidad significa que las personas pierdan el miedo a expresarse libremente, que no teman a la hora de manifestar sus ideas, inquietudes y deseos, que se sientan libres de hacer lo que deseen.