La asistencia de los estudiantes a las clases a distancia será obligatoria

Фото: anaterate, Pixabay, CC0

En caso de una epidemia que lleve al cierre de las escuelas, los estudiantes en Chequia tendrán la obligación de asistir a clases a distancia. Así lo implica una enmienda gubernamental a la Ley de Educación, respaldada este miércoles por la Cámara Baja.

Foto ilustrativa: aneb13, Pixabay / CC0

La pandemia del nuevo coronavirus y sus impactos cambiaron muchas cosas, incluida la enseñanza. En Chequia los colegios, liceos y universidades permanecieron cerrados durante varios meses a fin de prevenir la proliferación de la enfermedad COVID-19. Los educadores tuvieron que enseňar a distancia, por medio de internet y las redes sociales o enviando tareas a los colegiales por otra vía.

No todos los alumnos de la enseñanza básica cumplían con sus tareas de estudio. Además, los propios profesores fueron adquiriendo experiencia con las nuevas formas de enseňanza durante la epidemia del coronavirus.

El ministro de educación, Robert Plaga, anunció esta semana que el nuevo aňo escolar se iniciará como de costumbre el 1 de septiembre de forma absolutamente normal.

Robert Plaga, foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

”El 1 de septiembre las escuelas volverán a su funcionamiento normal. O sea que no habrá limitaciones en cuanto al número de alumnos en las aulas. Tampoco será necesario que el primer día de escuela los estudiantes presenten un comprobante de que no son infecciosos”.

No obstante, de cara a la posibilidad de una nueva epidemia, el Gobierno elaboró una enmienda a la Ley de Educación que establece la obligación de los alumnos de la enseñanza básica y media de asistir a las clases a distancia en caso del cierre de las escuelas, según explicó el ministro de Educación, Robert Plaga.

Foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

”La enmienda a la Ley de Educación introduce la obligación de las escuelas de garantizar una enseñanza a distancia en caso de estado de emergencia o que el Ministerio de Salud o la Estación de Prevención de Enfermedades Infecciosas apliquen medidas extraordinarias al presentarse una epidemia. A la vez se establece la obligación de los estudiantes de asistir a la enseñanza a distancia”.

Plaga anunció que la normativa entrará en vigor con el inicio del nuevo aňo escolar el 1 de septiembre. Su cartera elaboró un manual para los centros educativos, que contiene directivas relacionadas con la enseňanza a distancia y recomendaciones epidemiológicas a ser aplicadas en caso de necesidad, como explicó el ministro.

Foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

”Es un documento integral que reacciona a las recomendaciones de los directores de escuelas e incluye una serie de nuevas estipulaciones. Estas están impresas en varios colores con los que se distingue la parte obligatoria del manual incluida en la legislación y los capítulos recomendatorios e informativos. En la parte legislativa figura la enseñanza a distancia obligatoria en caso de epidemias. El manual contiene también un capítulo con los principios y normas para una enseñanza a distancia exitosa”.

El proyecto gubernamental sobre la enseñanza a distancia no determina las formas de ese aprendizaje. Será tarea de los propios colegios adaptar las clases a las condiciones y necesidades de los alumnos. Los directores decidirán asimismo sobre la forma de clasificación de los colegiales en semejante situación.

Foto ilustrativa: janeb13, Pixabay / CC0

El Gobierno checo decidió además destinar más de 38 millones de euros para la adquisición de computadoras y licencias respectivas a ser distribuidas entre los pedagogos de las escuelas de enseñanza básica y también entre los colegiales de familias con escasos recursos. Se calcula que las escuelas podrían recibir las computadoras a mediados de octubre.

Las escuelas y liceos se cerraron en Chequia el 11 de marzo de este aňo tras confirmarse en este país el 1 de marzo los primeros casos de la enfermedad COVID-19. La enseñanza a distancia fue voluntaria entonces hasta el fin del aňo escolar el 30 de junio. Algunos centros escolares se reabrieron en mayo, pero los alumnos no estaban obligados a asistir a clases, sino que podían seguir estudiando desde casa. De acuerdo con los especialistas, unos 10 000 colegiales, de un total de 1 300 000 alumnos de la enseñanza básica y media, no aprovecharon la posibilidad de la enseñanza a distancia durante la epidemia del coronavirus en Chequia.