La arquitectura sostenible, un reto en Chequia

Foto: Jiří Straka, Archivo de la Galería Jaroslav Fragner

Decenas de proyectos de edificios con gasto energético mínimo en Chequia y en otros países. Esto es lo que ofrece una nueva exposición centrada en la arquitectura sostenible que tiene lugar en la Galería Jaroslav Fragner, en Praga.

Foto: Jiří Straka, Archivo de la Galería Jaroslav Fragner

Una de las tareas fundamentales del siglo XXI es buscar nuevas formas y vías para reducir al mínimo la contaminación del medio ambiente, respetando los principios del desarrollo sostenible.

Esta tarea se la plantean también los arquitectos en Europa que reaccionan a los retos de los impactos del cambio climático sobre la naturaleza y el medio ambiente en general. Promueven cada vez más proyectos de obras que respondan a la llamada arquitectura sostenible.

Esta es considerada como el camino a seguir también en Chequia. Más cuando a partir de este aňo entró en vigor en este país la normativa de la Comisión Europea que prescribe que los edificios nuevos deben tener un gasto mínimo o nulo de energía.

Klára Pučerová, foto: Archivo de la Galería Jaroslav Fragner

Los proyectos de este tipo de edificios y áreas de viviendas completas se pueden apreciar en una exposición de arquitectura contemporánea, instalada en la Galería Jaroslav Fragner, en Praga. Algunos ya fueron realizados, otros están a medio camino, como es el caso del ambicioso plan para la edificación en Austria de una nueva ciudad, llamada Aspern. Esta se está levantando en las afueras de Viena, como contó a la Televisión Checa Klára Pučerová, comisaria de la exposición.

”A ese lugar fueron prolongadas las líneas de transporte municipal de Viena. Las paradas están a una distancia de 250 metros una de otra. Fue determinada también la densidad óptima de los habitantes que vivirán allí. Habrá jardines, áreas públicas, etc., y todo respetando los principios de desarrollo sostenible. También se cuenta con que esa nueva ciudad podría crecer en el futuro, por lo que está proyectada de tal manera que siga siendo amistosa desde el punto de vista ambiental para con sus habitantes”.

En Chequia se centra la atención a la arquitectura sostenible en el centro de investigaciones de obras de construcción energéticamente efectivas de la Escuela Superior Técnica (ČVUT) de Praga. Allí se elaboran proyectos de obras que respeten el desarrollo sostenible, pero a la vez su propia sede, situada cerca de Praga, fue edificada respetando los principios de arquitectura sostenible.

Tomáš Med, foto: ČT24

A pesar de realizarse en ella pruebas de resistencia de los materiales de construcción y de las futuras obras en diversas condiciones climáticas, los gastos de energía de este centro son casi nulos, como aclaró para la Televisión Checa Tomáš Med, profesor de ČVUT.

”En el techo del edificio se encuentran situados paneles fotovoltaicos por ejemplo, que aprovechan la energía solar. Disponemos igualmente de un centro de dirección inteligente con almacenamiento de energía mediante baterías. Y la combinación de todo eso nos permitió tener gastos realmente mínimos de energía”.

Además, los pilares del edificio y el revestimiento de las fachadas son de madera, o sea de un material renovable.

La minicervecería Trautenberk, foto: Archivo de la cervecería

Entre otros proyectos presentados en la muestra figuran el mirador Doubravka de Praga o la minicervecería Trautenberk en el norte de Bohemia.

La exposición centrada en la arquitectura sostenible se prolongará en Praga hasta el 22 de septiembre.