Klaus: “Me considero un disidente de la Unión Europea”

Václav Klaus en Irlanda (Foto: CTK)

El presidente checo, Václav Klaus, se incluyó entre los ‘disidentes de la Unión Europea’. Así lo expresó tras reunirse este lunes en Irlanda con Declan Ganley, importante detractor del Tratado de Lisboa, que contribuyó notablemente al ‘no’ irlandés a la Carta Magna en junio.

Václav Klaus en Irlanda (Foto: CTK)
Václav Klaus es conocido por ser un gran euroescéptico que no vacila en criticar a la Unión Europea siempre que tiene la ocasión de hacerlo. El lunes se reunió con Declan Ganley, otro euroescéptico, que realizó en Irlanda una campaña en contra del Tratado de Lisboa que trajo sus frutos: los irlandeses rechazaron el documento. Tras el ‘no’ irlandés, el presidente checo sostuvo que la Carta Magna está muerta.

Según el diario The Irish Times la entrevista entre Klaus y Ganley fue considerada por el Gobierno irlandés como un ‘agravio’. Sin embargo, la diplomacia checa no ha recibido ninguna queja oficial por parte del Ejecutivo irlandés.

El presidente checo resaltó que en Europa hay democracia así que no existe ningún motivo para que no pueda reunirse con una persona que no está de acuerdo con las posturas gubernamentales de su país. Klaus incluso comparó su actuación con la del ex presidente checo, Václav Havel, que se reunía con disidentes mundiales.

“El ex presidente, Václav Havel, también solía reunirse con disidentes de todo el mundo. Pues, yo me reúno con disidentes comunitarios, y me incluyo entre ellos”.

Klaus expresó, además, su apoyo a la creación del partido político Libertas, de Ganley, que tiene previsto presentar su candidatura en los próximos comicios europeos.

“Soy fan de los esfuerzos de Ganley. Estaré satisfecho si logra un buen resultado con Libertas en los comicios europeos, ya que el Parlamento Europeo necesita algunas voces que digan que no todo lo que brilla es oro”, subrayó.

Václav Klaus volvió a insistir en Irlanda que la aprobación del Tratado de Lisboa generaría más problemas que soluciones. La República Checa hasta la fecha no ha ratificado el documento, ya que lo está examinando el Tribunal Constitucional del país. Los jueces postergaron su veredicto debido a la visita de Klaus a Irlanda, porque el mandatario quiere asistir a la gestión.

El primer ministro checo, Mirek Topolánek, adelantó que la República Checa no logrará ratificar el documento antes de que asuma la presidencia rotativa de la Unión Europea el próximo 1 de enero.