Jiří Paroubek sigue siendo el ‘hombre fuerte’ de la socialdemocracia

Jiří Paroubek con su esposa Petra (Foto: ČTK)

El líder del opositor Partido Socialdemócrata, Jiří Paroubek, sigue siendo el hombre fuerte de dicha formación. Recibió el 74 por ciento de los votos en el congreso partidista del fin de semana. Aseguró que sus tareas inmediatas son lograr la dimisión de Gobierno y ganar las elecciones al Parlamento Europeo.

Jiří Paroubek con su esposa Petra (Foto: CTK)
Unos 600 delegados, de todo el país, participaron en el congreso del opositor Partido Socialdemócrata, celebrado en Praga de viernes a domingo, para elegir a la nueva cúpula partidista.

La reelección del líder Jiří Paroubek estaba asegurada porque era el único candidato. Recibió el 74 por ciento de los votos lo que le aseguró una posición firme al frente de la agrupación y demostró su popularidad en las filas socialdemócratas.

En su discurso Paroubek recalcó los últimos éxitos de su Partido tras arrasar en las elecciones regionales y ganar los comicios senatoriales. Atacó al gobierno de coalición del primer ministro, Mirek Topolánek, y anunció que su llegada al Gobierno será sinónimo de fortalecimiento de las garantías sociales para la población.

Foto: CTK
“Al llegar al Gobierno, y con ayuda de las regiones en nuestras manos, frenaremos los ataques abiertos y encubiertos contra el modelo del Estado Social. Corregiremos todas las infracciones cometidas contra dicho modelo”, subrayó Paroubek.

El líder socialdemócrata acusó al Gobierno de aplicar una política incorrecta y tardía para repeler las consecuencias de la crisis. Lanzó fuertes críticas contra las medidas del Gobierno en sanidad, educación y empleo.

Václav Klaus y Jiří Paroubek (Foto: CTK)
El líder socialdemócrata insistió en que llegó el momento del asestar el golpe definitivo al Gobierno. Eso puede ocurrir este martes cuando la socialdemocracia y los comunistas propongan una moción de censura contra el Gobierno.

Paroubek adelantó que en caso de derrocar al Ejecutivo le permitirán gobernar hasta el final de la presidencia de la Unión Europea, o sea hasta junio.

Mirek Topolánek (Foto: CTK)
El detonador para poner en marcha la moción de censura fue la intervención del primer ministro, Mirek Topolánek, en defensa de un diputado tránsfuga sospechoso de malversación de fondos públicos.

El diputado Petr Wolf, antaño socialdemócrata, ha sido el fiel de la balanza en más de una votación en la Cámara de diputados y siempre ha respaldado al oficialismo.

Por quinta vez la oposición propondrá una moción de censura contra el Gobierno de Topolánek, pero es la primera vez en que el oficialismo tendrá que luchar a capa y espada por los votos de los tránsfugas.