Jiří Ježek: el héroe checo de las Paralimpiadas de Beijing

Jiří Ježek (Foto: autor)

Pocos deportistas checos pueden presumir de haber alcanzado el mismo éxito que el ciclista Jiří Ježek. En su currículum destacan dos campeonatos del mundo y ocho medallas paralímpicas. Recientemente ha publicado una autobiografía, “El chulo” (Frajer), y se ha convertido en el gran triunfador checo de las Paralimpiadas de Beijing 2008.

Jiří Ježek (Foto: autor)
Cuando tenía 11 años, Jiří Ježek perdió la pierna derecha en un accidente de coche. Sin embargo, la pierna que le falta no lo dejó clavado en el suelo, sino que le permitió saltar más lejos y llegar a donde está.

Ježek ha vuelto de los Juegos Paralímpicos de Bejing con cuatro medallas, dos de oro, una de plata y otra de bronce. En este gran éxito para el deporte checo le acompañaron la nadadora Běla Hlaváčková Y la lanzadora de peso Eva Kacanu, entre otros. En total, los deportistas discapacitados checos lograron en Beijing 27 medallas, lo que sitúa a la República Checa en el puesto 16 del medallero.

Detrás de estos buenos resultados hay una dura preparación y un gran esfuerzo. En el caso de Jiří, la intensa pretemporada no le dejó totalmente convencido de sus posibilidades y el éxito de Beijing le pilló totalmente por sorpresa.

“Fue muy duro todo el año para prepararme para los Juegos Paralímpicos de Beijing y también la temporada deportiva fue muy dura este año porque tuve más de 20 pruebas en la primera parte de la temporada. Además, no encontré los mejores competidores en primavera o verano. Y por eso estaba un poco nervioso antes de Beijing, porque no sabía cómo estaban mis mejores rivales”, nos confesó.

Sin embargo, y una vez en la capital china, Ježek logró sacar partido a su gran preparación y se hizo con la medalla de oro en la persecución individual en la pista de cuatro kilómetros. Tras la victoria inicial todo vino rodado. Poco después consiguió la plata en la carrera de un kilómetro con salida fija y el bronce en sprint por equipos junto a sus compatriotas Kvasnička y Bouška. Su último gran éxito fue en la carrera de 24 kilómetros, donde bordó su excelente actuación en los Juegos con un segundo oro.

Jiří Ježek vive totalmente volcado al ciclismo. Cada día entrena unas cinco horas, lo que supone casi mil kilómetros a la semana. Sin embargo, nuestro ciclista de oro también encuentra tiempo para otras actividades. Por ejemplo colabora con diversos proyectos benéficos, como Deporte sin Barreras y Emil, que fomenta el deporte entre los niños discapacitados.

Pero sin duda, la actividad que le ha ocupado más tiempo este último año ha sido la preparación de su autobiografía, “El chulo”.

“Este año fue también un poco duro para mí porque aparte del entrenamiento para Beijing escribí un libro de mi vida: de mi vida deportiva, y también del accidente que tuve, de mi familia y amigos y de cómo me ayudan. Han sido cuatro meses de trabajo, de escribir este libro”, nos contó.

Seguramente se preguntarán cómo ha conseguido el ciclista más “chulo” de la República Checa aprender español al mismo tiempo que entrena y se dedica a otras actividades. La razón es que Jiří Ježek tiene una vida deportiva fuertemente ligada a España y el Caribe.

“Tengo muchos amigos en España. Muchos de mis rivales son españoles. Y también muchos de mis amigos. Y también tengo muchos amigos en el Caribe, en República Dominicana y Venezuela, y otros países cercanos”, explicó

De hecho, Ježek tiene una relación muy especial con la República Dominicana, y considera el pequeño país caribeño uno de sus lugares favoritos para competir y prácticamente su segundo hogar.

“Cada año estoy un mes, cada febrero, en la República Dominicana para una competición, una carrera por etapas para 10 días. Es una carrera de profesionales. Porque mi problema, no tengo la pierna derecha no es tan grave como para no competir con profesionales. No puedo ganar con profesionales pero puedo competir con ellos, y también me parece que cuando puedo competir y entrenar con profesionales es una gran ventaja para mí en pruebas paralímpicas”, dijo.

Sin embargo todo tiene un fin. Jiří Ježek ha tomado la decisión de dejar el ciclismo en la cumbre de su carrera. Solo el dulce momento que está viviendo tras su triunfo en China le ha convencido para postergar su retirada cuatro años más, hasta los próximos Juegos Paralímpicos.

Así, en Londres 2012, culminará la carrera deportiva de Jiří Ježek, esperemos que con resultados parecidos a los de este año. Hasta ese momento, el chulo tiene aún mucho que demostrar.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio