Ispat Nová Hut ofrece una compensación sin precedente por cese

Des employés d'Ispat Nova hut, photo: CTK

La mayor empresa siderúrgica del país, Ispat Nová Hut, de Ostrava, Moravia del Norte, ofrece a sus empleados una compensación por cese sin precedente en la República Checa. Los trabajadores que soliciten por propia iniciativa finalizar la relación laboral recibirán de la empresa una compensación de hasta 25 sueldos promedio mensuales. De modo que algunos de ellos podrían percibir más de 18 mil euros.

Dos empleados de Ispat Nová Hut (Foto: CTK)
La única condición es haber trabajado en la empresa un mínimo de cinco años. Desde este lunes hasta el 12 de noviembre los trabajadores de Ispat Nová Hut pueden presentar la renuncia a su puesto para obtener dicha compensación excepcional. Según indicó el portavoz de Ispat Nová Hut, Ivo Celechovský, la siderúrgica tiene preparados recursos financieros para aproximadamente la mitad de los dos mil empleados que deberán abandonar la empresa antes de finales del año próximo.

"La oferta básica comprende 16 sueldos. Pero por cada cinco años los afectados recibirán un salario mensual más, por lo que pueden llegar a sumar 25 sueldos. Hemos aventajado un poco a los oficinistas porque en la región de Ostrava no es fácil hallar empleo en esta profesión. Estos obtendrán dos sueldos mensuales extra".

Cabe agregar que al ser suprimido en Ispat Nová Hut un puesto laboral por motivos organizativos el empleado tiene derecho, según la ley, a dos salarios mensuales como indemnización por despido, más seis sueldos según el tiempo de servicios contabilizado. Ello significa, en el mejor de los casos, se trata de 8 sueldos.

El salario promedio en la empresa siderúrgica de Ispat Nová Hut mueve entre las 22 y 23 mil coronas, es decir entre 710 y 740 euros, cobrando esta suma el 46 por ciento de los empleados. Un obrero altamente cualificado puede ganar mensualmente hasta 40 mil coronas.

Según informó el portavoz de la empresa, Ivo Celechovský, ya el primer día decidieron aprovechar la oportunidad más de 600 empleados.

"El mayor grupo lo forman obreros de edad próxima a la jubilación. Seguidamente se trata de personas de edad media que quiere utilizar el dinero para iniciar actividades empresariales propias. Y también se trata de empleados muy jóvenes que esperan encontrar empleo en otro lugar".

La dirección de la empresa se ha reservado el derecho de no satisfacer a todas las solicitudes, para asegurar el funcionamiento de la fábrica. Ello podría referirse a soldadores y fresadores, profesiones que escasean. Los que reciban una respuesta afirmativa deberán finalizar su relación laboral con Ispat Nová Hut al 30 de noviembre de este año.

La reducción del número de trabajadores fue una de las condiciones de la privatización de Nová Hut, realizada en 2003. La reestructuración de la empresa fue aprobada incluso por la Comisión Europea. A finales del 2005 Ispat Nová Hut debería emplear, según lo programado, a 8862 personas.