Investigadores checos avanzan en el desarrollo de la vacuna contra COVID-19

Фото: Pete Linforth, Pixabay / CC0

Un equipo de científicos checos ha completado con éxito la primera fase de desarrollo de una vacuna contra el nuevo tipo de coronavirus. El prototipo es seguro y provocó una reacción satisfactoria.

El diario Lidové Noviny informó este miércoles sobre el avance alcanzado por los investigadores checos en el desarrollo de una vacuna contra el nuevo coronavirus. Las pruebas se realizaron en roedores y los resultados han sido  positivos en esta primera fase.

Foto: Barbora Němcová

En la pruebas han cooperado investigadores del Instituto Estatal de Salud Pública, el Instituto de Hematología y Transfusión de Sangre y el Instituto de Medicina Clínica y Experimental (IKEM).

El anuncio de la finalización exitosa de la primera etapa fue entregado por los científicos al Ministerio de Salud la semana pasada. “Se trata de un prototipo, preparado en un proyecto piloto en roedores. Como parte de la monitorización, es seguro, con una respuesta inmune”, dijo a Lidový Noviny Věra Adámková, jefa del departamento de cardiología preventiva de IKEM.

Andrej Babiš, Roman Prymula, foto: ČTK/Vít Šimánek

Según Adamkova, esta no es la sustancia final, el siguiente paso lo decidirá el Ministerio de Salud, que encargó a los investigadores el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. La República Checa está intentando producir su propia vacuna contra el COVID-19, pero también contribuye económicamente al desarrollo de una vacuna europea.

El nuevo ministro de Salud, Roman Prymula, en el cargo desde el martes ha anunciado nuevas medidas de prevención después de que las cifras de contagios se han disparado en todo el país.

Foto: ČTK / Michal Kamaryt

A partir de este jueves los bares y restaurantes deberán cerrar a más tardar a las diez de la noche, según indicara a la Radio Checa.

“Cada hora de más significa que la posibilidad de contagio se prolongue durante una o dos horas más. En caso de que los bares y restaurantes cierren a medianoche, las personas todavía piden algo al último momento y permanecen hasta otras dos horas en las inmediaciones del bar o restaurante”.

Foto: ČTK / Michaela Říhová

El ministro Prymula, especialista en epidemias y cabeza visible de la lucha contra el coronavirus durante la primera ola, insistió en que los bares y restaurantes son lugares de gran propagación del nuevo virus.

“Un lugar de alto riesgo lo representan las instalaciones donde las personas se quitan las mascarillas porque necesitan consumir algún producto, no debe tratarse solo de bebidas alcohólicas”.

Entre sus primeras declaraciones al frente de la cartera de Salud, Prymula indicó que tratará de aplicar medidas que no perjudiquen la economía del país, pero que frenen la propagación del coronavirus.

Además de la limitación del horario de apertura de bares y restaurantes, se reducirá el número de personas con mascarilla en eventos deportivos.

Foto ilustrativa: Lenka Žižková

El ministro ha sugerido a los directores de escuelas y colegios que den libre a los estudiantes el viernes de esta semana y hacer un puente hasta el martes, ya que el próximo lunes es feriado por la fiesta de San Venceslao, patrono checo. Con este paso se evitará la aglomeración de estudiantes en los centros de enseñanza durante cuatro días.

La sugerencia fue aplaudida por la Asociación de Directores de Escuelas que indica que todo lo que ayude a impedir el cierre de las escuelas es bienvenido.

Foto: HM Treasury, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

Los laboratorios registraron 2394 nuevos casos de COVID-19 el martes, el segundo número más grande desde el comienzo de la pandemia en la República Checa. Actualmente, 26 500 mil personas están infectadas, la mayoría tiene un curso leve de la enfermedad. Sin embargo, un récord de 581 pacientes están hospitalizados, 115 de ellos en estado grave, que también es el mayor número desde el comienzo de la pandemia. Hasta ahora, 531 personas han muerto de COVID-19.

palabra clave:
audio