Hace 110 años una vaca ayudó al pionero de la aviación checa Jan Kašpar

Foto: archivo del Museo de Pardubice

Hace precisamente 110 años que el ingeniero Jan Kašpar, pionero de la aviación en Chequia, realizó su primer vuelo exitoso. En un avión Blériot XI, que adaptó a sus necesidades, superó una distancia de dos kilómetros, volando a una altura de unos 20 metros.

Foto: archivo del Museo de Pardubice

Jan Kašpar, oriundo de la ciudad de Pardubice, al este de Praga, se graduó en ingeniería de maquinaria y posteriormente trabajó en la fábrica automovilística Laurin & Klement, en la ciudad de Mladá Boleslav. En su tiempo libre reunía cualquier información y material a disposición que tuviera que ver con la naciente aviación, según contó a Radio Praga Internacional Jan Rudzinskyj, portavoz de la Feria de Aviación, que suele celebrarse en la ciudad de Pardubice en honor a Kašpar.

Evžen Čihák y Jan Kašpar,  foto: archivo del Museo de Pardubice
”Jan Kašpar compartía su amor por la aviación con su primo Evžen Čihák, con quien construyó su primer avión. Sin embargo, no lograron despegarse con él del suelo. Más tarde el padre de Kašpar le dio algún dinero a su hijo y este compró un avión en Francia, con el que inició sus primeros verdaderos intentos de volar”.

El primer éxito de Jan Kašpar vino el 16 de abril de 1910, cuando logró sobrevolar el campo militar de Pardubice, donde solía entrenar en tempranas horas de la madrugada, según cuenta Rudzinskyj.

“La altura a la que Kašpar logró levantar su avión Blériot no fue nada extraordinaria, fueron unos 20 metros sobre la tierra y superó unos dos kilómetros de distancia. Se cuenta que ese éxito de Kašpar se debió a una vaca. El animal apastaba supuestamente en el campo militar, de lo que Kašpar no se había dado cuenta. Cuando avanzaba en su avión en tierra todavía, de pronto vio por delante a la vaca. Para no destruir su avión y no matar al animal tenía que saltar por encima. Fue entonces supuestamente, cuando logró levantar el avión y sobrevolar el campo. En el lugar donde se efectuaron los primeros intentos aéreos de Kašpar se encuentra actualmente la estación de trenes de Pardubice”.

Foto: Wikimedia Commons,  CC0

Primer vuelo de Jan Kašpar,  foto: Wikimedia Commons,  CC0
A este primer vuelo del ingeniero checo le siguieron otros, ya más exitosos. El 16 de junio de 1910 Jan Kašpar aprobó ante una comisión los exámenes de pilotaje. Y en abril de 1911 despegó con un nuevo avión montado por él, que tenía un motor marca Daimler, realizando un vuelo desde Pardubice a la ciudad de Chrudim en unos 24 minutos, a una altura de unos 400 metros.

Ya en mayo Kašpar decidió superar una distancia aún mayor, concretamente de unos 120 kilómetros, y volar de Pardubice a Praga, como cuenta Jan Rudzinskyj.

”Él iba como invitado a la boda de una amiga y tenía planeado aterrizar en la zona de Velká Chuchle, en las afueras de Praga. Gracias a la invitación realizó el hasta entonces vuelo más largo en territorio checo y a la vez en territorio del Imperio austrohúngaro, lo que le trajo gran fama”.

Estatua de Jan Kašpar en Pardubice,  foto: Michal Louč,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0
Kašpar superó la distancia de los 120 kilómetros en 92 minutos y mantuvo a su avión a una altura de 800 metros sobre la superficie. Más tarde efectuó varios vuelos con pasajeros, pero luego estalló la Primera Guerra Mundial y las autoridades de Viena le confiscaron siete aviones para las necesidades del Ejército, recalcó Jan Rudzinskyj.

”El mayor golpe para Kašpar fue cuando una comisión militar imperial no le dio la licencia de pilotaje para poder integrar la Fuerza Aérea austrohúngara, a pesar de ser un piloto con fama. Tampoco los años posteriores fueron favorables para Kašpar y su vida se tornó bastante difícil”.

Kašpar abandonó la aviación y después de la guerra se dedicó al comercio y a administrar los bienes familiares. Pero poco a poco entró en grandes deudas y, además, desarrolló una enfermedad psíquica. Al quedarse pobre y abandonado, a sus 43 años decidió suicidarse.

A Jan Kašpar, pionero de la aviación checa, lo recuerda hasta el presente un monumento erigido en el centro de su ciudad natal, Pardubice.

10
50.037848000000
15.780834300000
default
50.037848000000
15.780834300000