Gripe y coronavirus: el sistema sanitario checo se prepara para un otoño difícil

Foto: Filip Jandourek, ČRo

La gripe y el coronavirus auguran un otoño muy difícil para los médicos checos. Por el momento, se teme que no haya suficientes vacunas para la gripe.

Enfrentarse a dos epidemias al mismo tiempo podría ser uno de los mayores retos vividos por el sistema sanitario checo. Al país han llegado un millón de vacunas contra la gripe, pero tras la experiencia vivida con el coronavirus, la demanda ciudadana aumenta. Es por ello que los doctores creen que serán necesarias más vacunas.

Los médicos de cabecera explican que llevan todo el verano recibiendo peticiones para la vacuna contra la gripe. Es el caso de la doctora Irena Kudrnovská, que ya ha hecho 260 reservas para sus pacientes. Pero sabe que va a necesitar más, según dijo a la Televisión Checa.

Foto ilustrativa: Filip Jandourek

“Las vacunas llegarán sobre octubre. La gente viene ya a preguntar, incluso viene gente joven. Hay pacientes que rechazaron vacunarse otros años, y que ahora sí quieren”.

A pesar de que no se sabe si el número de vacunas será suficiente para responder a todas las peticiones, el millón de vacunas encargado por el Gobierno supone 200 000 más que el año pasado.

Los especialistas señalan que este año será especialmente importante vacunarse, ya que la expansión de la gripe y el coronavirus en un mismo periodo temporal puede ser bastante peligrosa.

Para los grupos de riesgo, como las personas mayores y quienes tienen enfermedades respiratorias, la prevención resulta más necesaria. Aunque en cualquier caso, las autoridades de prevención de enfermedades infecciosas aseguran que no entra en sus planes obligar a nadie a vacunarse.

Quienes no se encuentren en los mencionados grupos de riesgo, tienen que pagar por la vacuna. Eso ha abierto el debate de si el Gobierno debería incluirla en los seguros médicos para fomentar el interés de la población. De acuerdo con el primer ministro, Andrej Babiš, es un tema que va a discutirse.

Por ejemplo, en Reino Unido se ofrecerá la vacuna para la gripe gratuita a más de la mitad de la población, como estrategia para evitar que el sistema sanitario colapse en los meses de otoño e invierno.

Roman Prymula, foto: Adam Kebrt, ČRo

Si durante los próximos meses se produjese al mismo tiempo un crecimiento de los casos de coronavirus y de gripe, será de vital importancia el comportamiento responsable de los ciudadanos. En este sentido se expresó el epidemiólogo Roman Prymula, una de las cabezas más visibles en Chequia en la lucha contra el coronavirus. En su opinión, quienes tengan síntomas leves, no deberían acudir al hospital.

“Quienes tengan síntomas de enfermedad respiratoria que sean leves, deberían quedarse en casa y no intentar hacerse el test, porque si no, el sistema se saturaría”.

Según Prymula, en el caso del coronavirus, podría faltar todavía alrededor de un año para que se disponga de una vacuna fiable.

En lo que se refiere a la gripe, los médicos recuerdan que es importante no infravalorarla y aprovechar la oportunidad de que existe vacuna. En Chequia, cada año mueren unas 1500 personas debido a la gripe, más que las que por ahora se registran por coronavirus en el país.

palabra clave:
audio