Fidel Castro en el escenario del teatro experimental

r_2100x1400_radio_praha.png

El grupo de teatro experimental dirigido por el dramaturgo y director teatral Miroslav Bambusek presentó una pieza experimental llamada No me toques el Fidel. El estreno tuvo lugar en el teatro N.O.D. en Praga el viernes pasado.

Miroslav Bambusek (Foto: CTK)
Miroslav Bambusek alcanzó la fama gracias a sus proyectos teatrales basados en temas políticos. Realizó una serie de representaciones llamadas "La Persecución", en las cuales refleja el tema de los procesos políticos en Checoslovaquia en los años cincuenta, la expulsión de los alemanes del país después de la guerra mundial y el tema de las guerras balcánicas. Bambusek afirmó que el teatro político le inspiró a la hora de tratar la obra sobre Cuba.

"Nos inspiraba nuestra labor continua en el teatro político. Llegar al tema cubano era solo una cuestión de tiempo. Primero leí el libro de Jean Paul Sartre Huracán sobre el azúcar y después estudié otros libros que tratan sobre la historia de la isla. Por ejemplo la biografía de Fidel Castro escrita por la historiadora estadounidense Anne Geyer o La Guerra de guerrillas de Ernesto Che Guevara".

"Soy Ernesto Guevara", dice el primero. "Soy Arnaldo Ochoa", dice el otro y "soy Fidel Castro" se presenta el último de ellos.

"Por un lado nos burlamos un poco a estas tres personas históricas pero por el otro sabemos que son personalidades fundamentales para la identidad de todos los cubanos y lo respetamos". Así explicó Miroslav Bambusek sus aproximaciones a las figuras del caudillo comunista Fidel Castro, el guerrillero Ernesto Che Guevara y el general cubano Arnaldo Ochoa, protagonista de la guerra en Angola, fusilado por el propio régimen de Fidel Castro, en el año 1989.

No obstante, la obra teatral de Bambusek no refleja el tema cubano en forma de sátira política sino como una pieza experimental. Desde el principio una decena de actores corren, incontroladamente por el escenario, algunos completamente desnudos, juegan al fútbol y gritan histéricamente las réplicas acompanadas por el sonido de las canciones revolucionarias y las citas de los discursos de Fidel.

Los movimientos de los cuerpos crean un gran caos, desplazándose de derecha a izquierda. La música extraordinaria y las réplicas esporádicas causan una gran impresión.

La obra teatral de Miroslav Bambusek, el director de 31 anos, ofrece al público otra perspectiva de las posibilidades de la expresión artística. A pesar de que fue galardonado por el premio de "Divadelní noviny", un periódico teatral checo muy respetado a sus funciones no acuden muchos espectadores. La obra No me toques el Fidel está también dedicada especialmente a aquéllos que se interesan especialmente en el teatro expresivo o experimental.

La música de esta obra fue compuesta por Petr Kofron, considerado como uno de los artistas más importantes en el ámbito de la música escénica en La RCh. Los espectadores pueden visitar la función hasta junio de este ano en el teatro N.O.D. en Praga.

palabra clave:
audio