Explorando bajo la superficie con Patricia Dauder en Praga

Foto: Anna Ludvíková

La artista española Patricia Dauder permaneció un mes en la capital checa creando obras especialmente para exhibir en la Galería Nacional de Praga.

Patricia Dauder, foto: Anna Ludvíková
Patricia Dauder (1973) es una de las artistas participantes de la nueva temporada de la Galería Nacional de Praga, institución que contiene la mayor colección de arte de la República Checa. La muestra de Dauder ‘Superficie’ es una de las cinco grandes exposiciones, dominadas esta vez por mujeres, que albergará la Galería en los próximos meses.

Junto con la española exhiben, entre otros, Katharina Grosse, una de las artistas alemanas más relevantes de su generación, que elaboró el gigantesco ‘Dibujo mágico’ para la ocasión, y Maria Lassnig, una de las artistas austriacas más importantes de los siglos XX y XXI.

Patricia Dauder llegó de Barcelona, donde vive y trabaja, para quedarse un mes en Praga creando obras y preparando su primera exposición en Chequia. Así, las seis obras expuestas han surgido de una manera especial. Se podría decir que se crearon a la medida, para el antiguo Palacio Ferial (Veletržní palác), en el que se expone arte moderno y contemporáneo y que forma parte de los cinco edificios de la Galería Nacional de Praga. Las piezas de Dauder partieron del espacio de la galería, pero también de la experiencia de su estancia en la capital checa, contó la artista.

Foto: Anna Ludvíková
“Por ejemplo, uno de los trabajos está hecho a través de la combustión de maderas. Había esta idea como de la combustión de los procesos del desgaste, y en este sentido algo me relacionaba con Praga. Lo cual no quiere decir que yo pretenda que la gente entienda eso. Pero siempre en mis trabajos espero que el espectador más que percibir una idea, note una sensación o una poética”.

Las obras de Dauder se centran en la identificación y la representación de lo que no se puede ver en el primer instante. Experimentando con formas, materia y estructura se dedica a visualizar lo que a primera vista es no observable. Le fascinan las pistas que hacen intuir al observador que antes había algo diferente. De esta manera percibe una obra artística como un testimonio parcial de un hecho más relevante que ya pasó. La artista no suele elaborar temas específicos. Las obras están basadas en diferentes experiencias que hacen posible el surgimiento de las piezas. De esta manera la creación llega a ser muy larga y procesual, afirmó la artista.

Foto: Anna Ludvíková
“Parto de muchas referencias, de muchas cosas que están en mi cabeza, pero que también algunas son como ideas, que surgen, por ejemplo, de mis experiencias diarias, de lecturas, etc. Pero también, muchas veces, de sensaciones, de cuestiones más sensoriales, más de la experiencia, de ver, de observar. Táctiles con las formas, con los colores. Entonces todo eso crea como una especie de contexto, una amalgama, como una especie de constelación de ideas o de sensaciones que es lo que poco a poco hace que el trabajo nazca”.

Su exposición ‘Superficie’ se puede presentar como una elaboración poética de una imagen, que está compuesta por diferentes capas de memoria y significado, que se va creando en un proceso extenso de experimentación. Tal y como evoca el título, las obras parecen ser privadas de contenido, relegadas a capas superficiales. Sin embargo, consiguen recordar una acción, una experiencia o un espacio.

A pesar de que no hay solo pintura, sino escultura y también trabajos de origen fotográfico, todas las obras tienen en común una especie de rastro de aquello que fue, explicó Dauder.

“Normalmente lo que hago es primero creo una imagen más definida y entonces empiezo con un proceso de desgaste, de borrar y empezar otra vez a hacerla, y otra vez a borrar, y otra vez a hacerla. Entonces hay como un proceso de desgaste de esa imagen inicial hasta que me quedo simplemente con una especie de piel o de superficie, en la que se puede un poco intuir, que eso que tú tienes delante ha tenido como un tiempo, una historia de elaboración. Y que quizás detrás hay algunos signos o algunas marcas que te pueden dejar a intuir cuál era esa imagen inicial”.

Foto: Anna Ludvíková
Las cinco exposiciones nuevas en principio no están relacionadas en cuanto a sus temáticas. Cada una trae su propio mundo artístico. Sin embargo, parece que, de manera inconsciente, hay puntos en común, como, por ejemplo, el trabajo más notorio con las formas y los colores. Las obras de la española Patricia Dauder permanecerán en la Galería Nacional de Praga hasta el 9 de septiembre de este año.

palabra clave:
audio