Estados Unidos aplazan la decisión sobre su base antimísil en Europa Central

La localización exacta de la base antimisil estadounidense en Europa Central sigue siendo desconocida. La decisión definitiva que ya arma alboroto en la República Checa se aplazará hasta el mes de diciembre.

Stefan Fule (Foto: www.czechembassy.org.uk)
Los Estados Unidos dejan aplazada la decisión sobre la localización elegida para su base antimisil. Se desprende de la confirmación del embajador de la República Checa en la Alianza Noratlántica, Stefan Fule. El lugar exacto se comunicará tras la cumbre de la OTAN en Riga, Letonia, prevista para finales de noviembre. Será allí donde los jefes de los Estados, miembros de la Alianza Noratlántica, debatirán con detalle la defensa antimísil de la OTAN y su compenetración con el escudo antimisil estadounidense.

EE.UU planifican para Europa Central una base militar compuesta de dos partes, una con misiles y otra con radar. Los países que más atrajeron al equipo de expertos estadounidenses en su búsqueda fueron la República Checa y Polonia.

La posibilidad de la construcción de la base estadounidense en el territorio checo provocó opiniones encontradas tanto entre los políticos como entre la población del país.

El recién nombrado Gobierno minoritario del Partido Cívico Democrático apoya la idea de la base militar, ya que, según el primer ministro Mirek Topolánek, corresponde a los compromisos contraidos en el marco de la política de seguridad y defensa de la UE y la OTAN.

El canciller checo, Alexandr Vondra, cree, sin embargo, que las negociaciones sobre la base podrían ser aprovechadas para resolver otros asuntos pendientes entre la República Checa y Estados Unidos.

"Con respecto a EE.UU, nuestro aliado clave de la OTAN, esperaría que la República Checa recibirá una recompensa, es decir la eliminación de varias injusticias en las relaciones bilaterales como es por ejemplo el sistema de visados".

Lubomír Zaorálek
Contra las palabras del ministro de AA.EE. y también contra la construcción de la base está la socialdemocracia, como explicó su diputado Lubomír Zaorálek.

"No entiendo la actitud de canciller Vondra. No llego a comprender cómo puede intentar intercambiar una base militar estadounidense por la anulación de visados para los ciudadanos checos. La seguridad de la República Checa no se puede negociar como en un mercado".

También el Partido Comunista rechaza la base militar estadounidense y reunió 16000 firmas en contra. Su iniciativa coincide con la de otras asociaciones que además piden convocar un referéndum.

EE.UU. comunicarán su decisión sobre la localización final de su base antimísil a principios de diciembre. Los expertos checos opinan que la base de misiles podría ser colocada en Polonia y el radar en la República Checa.