Escasean donadores de órganos en la RCh

r_2100x1400_radio_praha.png

Cordiales saludos a todos ustedes, amigos, a los que no les ha abandonado todavía el afán por aprender el idioma checo. A continuación les invitamos a una nueva lección.

Cordiales saludos a todos ustedes, amigos, a los que no les ha abandonado todavía el afán por aprender el idioma checo. A continuación les invitamos a una nueva lección.

¿Sabían que en la República Checa hay muy pocos donadores de órganos–dárci orgánů-? En comparación con España, por ejemplo, su cantidad es un 50 por ciento inferior.

Me he enterado que en los últimos años España registra un amplio desarrollo de la medicina de trasplante–transplantační medicína-.

Sí y hace poco, el promotor de ese éxito, Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes, de España, ha recibido en Praga el premio al autor del más exitoso sistema mundial de recepción de órganos para los trasplantes–transplantace-.

Y ¿cómo es la situación de los trasplantes de órganos en la República Checa?

Bueno, en este país viven más de 5.200 personas que se han sometido al trasplante de algún órgano– orgán-. A la mayoría de estas personas les ha sido trasplantado un riñónbyla jim transplantována ledvina -.

Para ayudarles en el aprendizaje, rememoremos que riñón se dice en checo – ledvina- y riñones son – ledviny -.

Otro extenso grupo lo componen personas que se han sometido al trasplante del hígado– játra- o del corazón– srdce-.

No obstante, según me he enterado– jak jsem se dozvěděla - desde comienzos del año 2008 el número de donantes disminuyó en este país en un 30 por ciento, lo que tuvo como consecuencia la reducción del número de trasplantes- snížení počtu transplantací-.

Así es y es un hecho lamentable, cuyo motivo lo desconocen incluso los especialistas. Según indicó hace poco Eva Pokorná, presidenta de la Asociación de Trasplantes Checa, los médicos– lékaři- están agradecidos por cada donador.

Para los trasplantes son utilizados en la mayoría de los casos órganos de personas que han fallecido durante un accidente o por otros motivos. Eso no quiere decir, naturalmente, que los cirujanos– chirurgové – del Centro de Trasplantes estén esperando con impaciencia que alguien muera...

Cabe destacar sin embargo que los órganos del cuerpo de una persona muerta pueden salvar hasta ocho personas- můžou zachránit až osm lidí-.

Hoy en día, los especialistas en algunos países proceden incluso trasplantar una cara–transplantovat obličej- y aseguran que las ventajas de la operación para las personas con deformación del rostro– se znetvořeným obličejem - son superiores a los riesgos.

Para completar la información, recordemos que el primer trasplante exitoso–první úspěšná transplantace- se realizó en este país en el año 1966, en el Instituto de Medicina Clínica y Experimental, en Praga. Entonces una madre regaló uno de sus riñones a su hijo enfermo.

Y no olviden que dentro de una semana podrán asistir por medio de Radio Praga a una nueva clase de checo. ¡Hasta entonces!