En Praga tienen que trabajar 11 minutos para comprar pan

Photo: Pavel Pavlas

Once minutos. Tanto tiempo necesitan en promedio los habitantes de Praga para ganar el dinero necesario para comprar un kilogramo de pan. Eso lo pone en evidencia un sondeo realizado por el banco suizo UBS que sitúa la metrópoli checa entre las ciudades más baratas en cuanto al precio de alimentos tomando en cuenta el poder adquisitivo de la población.

Ganar dinero para comprar pan dura lo mismo que una relación sexual

Foto ilustrativa: Pavel Pavlas, Radiodifusi=on Checa
Once minutos es la duración media de una relación sexual, según el libro del mismo nombre de Paulo Coelho. El reciente análisis realizado por el banco UBS pone en evidencia que el mismo tiempo lo necesitan los habitantes de Praga para ganarse el dinero para un kilo de pan, mientras que los empleados de Oslo y Varsovia necesitan 20 minutos para poder ir a la panadería.

Aunque un trabajador londinense, por ejemplo, puede comprar el pan incluso antes, ya tras haber trabajado cinco minutos, el estudio muestra que el coste de vida en la capital checa figura entre los más reducidos de toda la Unión Europea.

Huevos, plátanos, sal, salami y patatas fritas congeladas son los alimentos que en Praga salen incluso más barato de los veintiocho países comunitarios.

En Praga gastarán por la comida lo mismo que en México

El sondeo muestra que Praga es incluso la sexta capital más barata del mundo en cuanto a los precios de alimentos, en general. Al comprar los mismos productos en la metrópoli checa pagarán más o menos un precio igual que en la ciudad de México o Delhi. Menos dinero gastan los habitantes de Kiev, Ucrania, mientras que Zúrich, Seúl y Nueva York son las metrópolis más caras en este sentido.

Praga figura también entre las ciudades con precios de alquiler más bajos. Tanto en la capital checa como en todo el país en general, hay bastantes pisos libres lo que hace reducir los precios de arrendamiento. En términos absolutos, el alquiler más barato que Praga lo ofrecen solo las ciudades de Sofía, Kiev y Bucarest.

Comida barata, lo demás es caro

Por otro lado, otros productos salen en Chequia mucho más caros a nivel mundial. Por ejemplo, para poder comprar un iPhone 6 de 16 gigabits, los praguenses tienen que trabajar 17 días, mucho más que la gente en Europa Occidental y Estados Unidos. Por ejemplo, los norteamericanos lo pueden comprar tras cuatro días de trabajo, aproximadamente, dice el análisis.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio