En 2007 hubo más robos pero menos asesinatos en la RCh

r_2100x1400_radio_praha.png

La criminalidad en el país creció en 2007. Aumentaó el número de hurtos, pero disminuyeron los asesinatos. Así se desprende de un informe dado a conocer por la Presidencia Policial checa.

La Policía checa investigó 357 391 delitos el año pasado. Es decir, casi 21 mil más que en 2006.

Creció, sobre todo, el número de hurtos en que se vieron involucrados carteristas. El año pasado hubo 19 mil casos. Desde 1997 estos delitos han aumentado en un 40 por ciento. El lugar más problemático es el centro histórico de la capital, donde grupos de ladrones roban carteras y teléfonos móviles a los turistas. La mayoría son delincuentes de Ucrania y Rumania. La Policía checa tiene comandos especializados para luchar contra este tipo de criminalidad. Según explica Štěpánka Tupá, del Departamento policial para hurtos en Praga, las bandas están bien organizadas.

“Uno de los miembros de la banda vigila, otro escoge a las víctimas y después hay quien atraca a la gente y le roba. El último eslabón es una persona que toma el objeto robado y huye rápidamente”, describe la policía.

Además de hurtos, el año pasado aumentó también el número de violaciones a mujeres y casos de conductores que manejaron sin licencia válida. Por otro lado, disminuyeron notablemente los asesinatos. De los 231 cometidos en 2006 se redujeron a 196 en 2007, la tercera cifra más baja en los últimos 18 años. Bajó también el número de fraudes, indica Jiří Houba, vicepresidente de la Policía.

“Registramos un descenso en lo que se refiere a la criminalidad económica. En 2007 hubo una reducción de fraudes en lo referente a créditos bancarios, así como de otros delitos financieros”, sostuvo Jiří Houba.

La media de delitos resueltos por la Policía se sitúa en el 40 por ciento. Los mayores éxitos policiales están en la investigación de homicidios y delitos sexuales, como, por ejemplo, violaciones. Menos exitosos son en lo que se refiere a la captura de los autores de fraudes económicos.

La capital Praga y sus periferias siguen siendo los lugares más afectados por la criminalidad. En 2007 los policías realizaron 87 319 investigaciones en la zona. Sin embargo, también otras ciudades importantes del país, como Brno y Ostrava, atraen a los criminales. Por otro lado, la región con menos delitos es Bohemia del Sur, con sólo 17 071.

palabra clave:
audio