Empresa biotecnológica produce la vacuna contra la COVID-19 cerca de Praga

Foto: Dirk Fuhlert / Pixabay CC0

La compañía estadounidense Novavax está desarrollando la vacuna contra la COVID-19 en una planta cerca de Praga. Se estima que esta vacuna estará lista para producirse en octubre y, en masa, el año que viene. Además, la fase final se probará en voluntarios checos.

A finales de mayo la compañía estadounidense de biotecnología Novavax adquirió una planta en una localidad a 40 kilómetros al este de Praga. Novavax es una de las empresas que están desarrollando la vacuna contra la COVID-19 y está utilizando las instalaciones de esta planta checa, que pertenecía a la compañía Vacunas Praga, para producir la nueva vacuna. 

El primer ministro checo Andrej Babiš visitó la planta y explicó a los periodistas los planes de Novavax.

Andrej Babiš, foto: ČT24

“Quieren producir 2000 millones de dosis contra el coronavirus al año. De esa cantidad, 1000 se producirían aquí en la República Checa. Novavax está realizando ensayos clínicos en Australia, EE.UU. e Inglaterra, y quieren seleccionar a unos 300 checos para formar parte de los ensayos”.

Las pruebas con voluntarios se llevarán a cabo en la última fase de la vacuna. El epidemiólogo Roman Prymula recalca que la seguridad de estas pruebas está garantizada. También señaló que la técnica que van a utilizar consiste en extraer proteínas de la parte más superficial del virus, lo que debería provocar una respuesta inmunitaria y, por lo tanto, proteger a las personas.

La proteína es un elemento clave de la vacuna que será producida en Praga, junto a otro componente que Novavax está desarrollando en Suecia.  
La producción debería empezar con las fases de prueba en octubre, antes de una producción en masa que se estima que se podrá realizar a partir de Año Nuevo.

El primer ministro checo afirma que el Gobierno estaría dispuesto a adquirirla.

Foto: AhmadArdity /Pixabay CC0

“Naturalmente también hemos hablado sobre eso. Nosotros estaríamos interesados en adquirir la vacuna. Vendría con ciertas condiciones. Teniendo en cuenta que Novavax está aquí en la República Checa, nos gustaría discutirlo y posiblemente firmar un contrato”.

El presidente de Novavax, Stanley Erck, afirma que la presencia de la compañía en el país representa una inversión futura muy importante. Erck explicó al diario iDnes.cz que tanto la República Checa como su empresa tienen mucho que ofrecer el uno al otro.

El Gobierno checo ya ha firmado anteriormente otro contrato para la vacuna contra el coronavirus con la empresa AstraZeneca, según informa la Televisión Checa. Esta vacuna proveería inmunidad a 3.6 millones de habitantes, aproximadamente a un tercio de la población.

Cada dosis cuesta 3.5 euros que paga el Estado, y la gente podrá obtenerla de manera gratuita. La visión respecto a esta vacuna es bastante optimista y se espera que pueda estar disponible a finales de año.

Autor: Andrea Romero
palabra clave:
audio