Casi 60 000 contagios y nuevas reglas para los recién recuperados de COVID

La cifra de nuevos contagios superó los 50 000 por primera vez en Chequia este miércoles. La variante ómicron se propaga rápidamente y el ministro de Salud, Vlastimil Válek, estima que la ola culminará esta semana. Algunos expertos se oponen y advierten ante un deterioro de la situación en los hospitales.

Foto: Alexandra_Koch,  Pixabay,  CC0

Con casi 55 000 nuevos contagios de coronavirus el miércoles, Chequia marcó un nuevo record en lo que va de pandemia. En términos intersemanales se trata de un aumento del 80%. Adicionalmente, se registran casi cinco mil reinfecciones de la enfermedad.

De momento, la rapidez de la propagación de ómicron, que ya representa casi la totalidad de los contagios en el país, no se nota en los hospitales donde el número de pacientes con COVID-19 es de los más bajos en meses. Durante la epidemia de la variante Delta a finales del año pasado, se encontraban ingresados más de siete mil pacientes, en este momento son menos de dos mil.

Mientras que el ministro de Salud, Vlastimil Válek, anticipa que la actual ola culminará esta semana, otros expertos advierten que el riesgo de que ómicron pueda causar daños importantes aún no ha pasado.

El matemático y director del Centro de Modelado de Procesos Biológicos (BISOP), René Levínský, apunta al ejemplo de Dinamarca.

René Levínský | Foto: Český rozhlas

“Yo soy bastante escéptico, sobre todo si miramos los datos de Dinamarca, que nos lleva dos semanas de ventaja y donde las cifras de nuevos contagios y de hospitalizados siguen creciendo. Así que sería más precavido. Diría que en Chequia las cifras empezarán a bajar una semana después que en Dinamarca”.

Jan Kulhánek, psicólogo del BISOP, estima que los datos serán en realidad mucho más altos y coincide en que ómicrón aún no ha alcanzado su punto más alto.

Según afirma, Chequia cuenta con cierto retraso, y no solo en comparación con otros países europeos o Estados Unidos, sino que el virus se propaga de manera desigual también dentro del país. Praga podría llevar hasta dos semanas de antelación al resto del país, por lo que el número de contagios y hospitalizados aún podría aumentar, contó Kulhánek a la Radio Checa.

“La epidemia siempre se propaga primero entre los grupos con mayor movilidad y más contactos, los que menos se protegen. Se trata de los jóvenes y, en este momento, también de los vacunados. Son personas naturalmente más resistentes y que también cuentan con la vacuna de refuerzo, que reduce notablemente el riesgo de hospitalización y minimiza los síntomas graves. Pero ahora la pandemia se propagará entre personas con más edad y las personas mayores y también entre los que se han protegido pero no vacunado. Y aquí hay un peligro de que crezca el número de hospitalizaciones, también las graves”.

Alivio de las medidas para los recién recuperados de COVID

A medida que se multiplica el número de personas que se contagian de coronavirus, el Ministerio de Salud ha decidido aliviar las medidas para los que acaban de salir del confinamiento. Según explicó en rueda de prensa este miércoles el jefe de la cartera, Vlastimil Válek, los recién recuperados se verán exentos de futuras cuarentenas y también de los test obligatorios realizados regularmente en las escuelas y sitios de trabajo.

Vlastimil Válek,  foto: presentación oficial TOP 09

“Los que se contagiaron de ómicron, tuvieron un PCR positivo y cumplieron la cuarentena, corren un riesgo muy limitado de contagiarse nuevamente durante 30 días tras dar positivo y la posibilidad de que sufran síntomas graves es cero. Por eso, podemos excluir a estas personas del sistema de test de antígenos regulares. Al mismo tiempo, no tendrán que entrar en cuarentena”.

La medida entrará en vigor el lunes 31 de enero, según precisó el Ministerio tras la rueda de prensa.

Otro de las temas debatidos por el Gobierno en su sesión del miércoles fueron los certificados de vacunación. Mientras que a nivel de la Unión Europea su validez terminará el 1 de febrero para los que hayan completado el ciclo de vacunación inicial antes del 7 de mayo de 2021 y no se hayan aplicado la dosis de refuerzo, el Ministerio de Salud ha decidido ofrecer a los checos unos días más para que prolonguen su validez.

Foto: René Volfík,  Český rozhlas

“Finalmente hemos decidido aplicar la medida desde el 15 de febrero. Queremos llamar nuevamente a todos los que pueden recibir la vacuna de refuerzo, se trata de decenas de miles de personas, que se la apliquen para que puedan viajar y funcionar libremente en el marco de la Unión Europea. Por eso ofrecemos este espacio de catorce días”.

De acuerdo con Válek, la medida se aplica a todos los mayores de 18 años. Los interesados pueden acudir a cualquier centro de vacunación y sin cita previa. Como ventaja, Válek enfatizó que, al recibir la vacuna de refuerzo en plena propagación de la variante ómicron, se reduce al mínimo absoluto el riesgo de sufrir síntomas graves de COVID o terminar en cuidados intensivos.

palabra clave:
audio