El riesgo de coronavirus en Chequia es similar al de otros países europeos

Foto: Fernando Zhiminaicela, Pixabay / CC0

Con la aproximación de la temporada veraniega, muchas personas consideran la posibilidad de pasar sus vacaciones en el extranjero. No obstante, la pandemia de coronavirus provoca ciertos temores, en algunos casos injustificados, indican los especialistas.

Foto: Fernando Zhiminaicela, Pixabay / CC0

Después de más de dos meses de rigurosas restricciones de movimiento por la pandemia del nuevo coronavirus, los países europeos poco a poco reabren sus fronteras. Asimismo se van levantando las medidas restrictivas adoptadas contra la propagación de la enfermedad COVID-19, provocada por el coronavirus.

Así es también en la República Checa, donde la abolición de las restricciones se efectúa a un ritmo más rápido de lo planificado originalmente. No obstante, algunas medidas siguen vigentes, entre ellas la obligación de taparse la boca y la nariz con mascarilla, respirador o una bufanda, por ejemplo.

Una de las cuestiones prioritarias que se plantean en estos momentos muchos checos es ¿dónde pasarán sus vacaciones este año sin temor a contagiarse de coronavirus?

Roman Chlíbek, foto: Adam Kebrt, ČRo
De acuerdo con el epidemiólogo Roman Chlíbek, miembro del grupo laboral para la reducción de las medidas de la cuarentena, adjunto al Ministerio de Salud, viajar a la mayoría de los países de Europa conlleva el mismo riesgo que quedarse en la República Checa.

”En la mayoría de los países de Europa la situación es muy parecida a la de Chequia. Y es imposible querer que una persona se quede todo el año encerrada en casa sin poder viajar a ningún lugar. O sea que las personas que decidan salir del país deben respetar las medidas de precaución vigentes en el lugar a dónde irán, alojarse en sitios con menos clientes y viajar de forma individual en su automóvil por ejemplo. Estoy convencido de que el riesgo en otros países de Europa es comparable con la situación de la República Checa”.

El epidemiólogo agregó que ese optimismo no vale en el caso de los países ‘de riesgo’, o sea donde la situación en torno al coronavirus es peor que en Chequia y donde no se puede estar seguro de que las cifras de infectados por coronavirus que anuncian las autoridades locales responden a la realidad.

Según el epidemiólogo Chlíbek, los checos que decidan salir de vacaciones al extranjero, incluyendo los países europeos, deberán seguir el desarrollo de la situación en torno al coronavirus en el lugar y respetar las medidas que puedan ser adoptadas.

Foto: GuentherZ, CC BY 3.0
”Las personas deben ser conscientes de que también en sus vacaciones deben respetar ciertas normas de seguridad que quizás en su país consideran lógicas. Durante las vacaciones las personas suelen vivir a otro ritmo y pasan por alto muchas cosas. Pero al no respetar las medidas vigentes, pueden correr el riesgo de infectarse”.

Otro eventual peligro al que se refirió el epidemiólogo checo son las posibles mutaciones del coronavirus que puedan existir en los diferentes países.

”Una cuestión sin respuesta hasta el presente es el surgimiento de nuevas mutaciones del coronavirus. En los diferentes países puede haber tipos diferentes al virus que apareció en Chequia. Entonces, al llegar un ciudadano de este país a otro estado, puede encontrarse con otro tipo de virus que circula allí. Puede suceder que la reacción de un checo a esa nueva mutación sea más fuerte que en el caso de la variante checa del virus”.

Independientemente de ciertos peligros que conlleva la pandemia del coronavirus hasta el presente, el epidemiólogo Roman Chlíbek, está lejos de disuadir a los checos de pasar las vacaciones en el extranjero. Apunta que además, todo indica que el nuevo coronavirus se va debilitando con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas.

Autores: Ivana Vonderková , Tomáš Pancíř
audio