El revolucionario láser de femtosegundos ya opera en Chequia

r_2100x1400_radio_praha.png

Chequia ya cuenta con el láser de femtosegundos, un fenomenal avance que permite de forma sencilla, rápida y segura la implantación de córneas artificiales. O en otras palabras, lo que para muchos supondrá la diferencia entre la ceguera eterna y la recuperación de la vista.

Foto: ČT24
El láser se utiliza en cirugía ocular desde hace 20 años. Innumerables miopes, astigmáticos y quienes padecen hipermetropía le deben a él, al sistema Lasik, importantes mejorías de su visión. Ahora, un nuevo avance tecnológico devolverá la vista a personas que la perdieron, al permitir realizar trasplantes de córneas de forma más segura y sencilla que la que se estaba utilizando hasta ahora, y por tanto que podrá ser aplicada en un mayor número de pacientes. Lo que permite todo esto tiene nombre de ciencia ficción, se trata del láser de femtosegundos. Un femtosegundo es la unidad de tiempo que equivale a la milbillonésima parte de un segundo. Es la fracción de tiempo más pequeña medida hasta ahora. Este láser reduce el pulso de su haz infrarrojo de un nanosegundo a un femtosegundo, reduciendo también su grosor.

Pavel Rozsíval
El doctor Pavel Rozsíval, director de la Clínica Ocular del hospital de Hradec Králové, reconoce que las características de esta máquina parecen de película.

“El pulso de este láser vuela a la velocidad de la luz mientras actúa sobre una zona de una fracción de milímetro. Así que sobre un espacio mínimo podemos realizar un corte de la profundidad que queramos. Este aparato permite realizar operaciones con una precisión robótica que parece de la Guerra de las Galaxias”.

El doctor Rozsíval fue el primero en la República Checa capaz de implantar una córnea artificial. Ahora es uno de los pocos cirujanos del mundo que por el momento conoce la nueva técnica con el láser de femtosegundos, para lo que ha tenido que asistir a varias sesiones de formación, como cuenta.

“Yo ya tengo experiencia con este aparato y sé utilizarlo, pero es bastante complejo. No es algo que se aprenda fácilmente y por supuesto no puedes empezar a emplearlo sobre personas así como así. Yo tuve la oportunidad de recibir la formación sobre él en París y Chicago, así que puedo decir que estoy familiarizado con él”.

El láser de femtosegundos utiliza una luz infrarroja con tanta precisión que separa moléculas de la córnea sin transferencia de calor y sin dañar células adyacentes, pudiendo realizar incluso cortes en formas determinadas, como en zig-zag. Al ser una técnica menos agresiva, se reduce el riesgo al rechazo. Por la misma razón, el tiempo de recuperación del paciente es sensiblemente menor, reducido a semanas, y tras él, además salen ganando en agudeza visual.

Los expertos aseguran que pasarán aún 2 o 3 años, pero que poco después este láser será el más generalizado para la cirugía ocular. Ahora se investiga para que pronto pueda utilizarse también en la curación de cataratas, la enfermedad de la vista más extendida, que afecta en mayor o menor medida a casi todos los mayores de 60-65 años.

Foto: ČT24
La tecnología del futuro ya está presente en la República Checa, pero de momento, eso sí, pagando por su alquiler. El precio del equipo hace que el hospital de Hradec Králové de momento no cuente con el equipo en propiedad, explica el doctor Pavel Rozsíval.

“Sería perfecto tener uno de estos aparatos en propiedad, pero habrá que aguantarse porque el hospital debería dejarse en él unos 400.000 euros, que no es ninguna tontería, así que de momento lo tenemos alquilado”.

Alquilado o no, el equipo ya está a pleno rendimiento y los pacientes que en Chequia necesiten un implante de córnea, saben que pueden contar con el último grito de la cirugía óptica.