El mayor banco checo aumenta las tarifas por sus servicios

Foto: Filip Jandourek

Česká Spořitelna, el banco más antiguo y grande de la República Checa, ha incrementado los costes de muchas de las prestaciones que ofrece, como por ejemplo el servicio de mensajería o las transacciones en metálico. La decisión tomada por la entidad ha sorprendido a los analistas, ya que va en contra de la actual tendencia de minimizar o incluso eliminar las tarifas por los citados servicios.

 Patrik Nacher, foto: Alžběta Švarcová
La nueva medida, que entró en vigor el viernes 15 de este mes, provocará que el banco checo Česká Spořitelna disminuya su cartera de clientes, según prevén los analistas económicos. Entre ellos, se encuentra el analista financiero Patrik Nacher quien, tras comparar las ofertas de varios bancos, entiende que se trata de una estrategia de negocio que busca un mayor rendimiento de los clientes, según publica en la web bankovnipoplatky.com. “Con el aumento de los cargos por ciertos servicios, el banco conseguirá un mayor ingreso que cubrirá el éxodo de muchos de sus clientes.”, explica Nacher.

La baja rentabilidad que el banco checo registró el año pasado y la pérdida de poder adquisitivo de la corona checa pueden haber impulsado esta nueva medida.

Asimismo, la matriz austriaca de Česká Spořitelna, Erste Group, podría estar presionando a su filial checa para aumentar sus ganancias. Aunque tampoco se descarta que el banco esté buscando renovar su modelo de negocio para captar clientes corporativos en lugar de otros de “menor importancia”.

Foto: Filip Jandourek
Según sostienen desde Česká Spořitelna, la mitad de sus clientes no se verá afectada por el aumento de las tarifas, ya que utilizan “paquetes o estados de cuenta bancarios sin cargos por transferencias”.

Los checos han expresado su desacuerdo en cuanto a las altas tarifas que cobran los bancos por ciertos servicios. Decenas de miles de personas se han unido a la campaña de Poplatkyzpet.cz para que cajas de ahorro y bancos devuelvan a sus clientes el dinero de los cargos por la gestión de cuentas, préstamos e hipotecas. Estas acciones fueron alentadas por un veredicto que el Tribunal Supremo de Alemania hizo público en 2011. Sin embargo, el Tribunal Constitucional checo dictaminó en abril de este año que esas prácticas están en conformidad con la ley. A pesar del fallo, muchos bancos dejaron de cobrar a sus clientes las tasas en cuestión.

Autor: Iris Murillo
palabra clave:
audio