El jardín zoológico de Praga cumple 75 años

r_2100x1400_radio_praha.png

Una visita al jardín zoológico siempre ha sido una excursión favorita del domingo de las familias checas. El zoo de Praga abrió sus puertas al público hace 75 años, el 28 de septiembre de 1931.

Pasaron los tiempos cuando los visitantes observaban a animales aburridos encerrados en pequeñas jaulas. Las más de 600 especies de animales que hoy día habitan el jardín zoológico de Praga viven en pabellones de vidrio o en áreas separadas de los visitantes por un foso de agua.

Y como el hombre, y particularmente los niños del siglo XXI son bastante exigentes, además de restaurantes y quioscos con refrescos y recuerdos, el jardín zoológico dispone de terminales electrónicas donde es posible averiguar los detalles sobre el zoo o enviar por e-mail una foto a los amigos.

Caballo Przewalski

El jardín zoológico en el barrio capitalino de Troja es el sueño cumplido de su primer director Jirí Janda, quien ya en los años 80 del siglo XIX como estudiante de liceo anhelaba fundar en Praga un zoo. Su primer habitante fue la loba Lotty, luego se construyó una pajarera para aves rapaces e inmediatamente después llegaron los caballos Przewalski que pasaron al escudo del zoológico de Praga.

En los años de la Segunda Guerra Mundial el jardín zoológico en Troja enfrentaba problemas financieros. Para sobrevivir los empleados entrenaron con los animales espectáculos de circo.

También la naturaleza asestó al zoo de Praga duros golpes. En el año 1969 se derrumbó bajo el peso de la nieve la pajarera del profesor Janda. En el verano de 2002 inundaron el jardín las devastadoras aguas del río Moldava que aparte de causar graves daños materiales se cobraron víctimas entre los animales.

Gracias a una colecta pública que aportó 19, 7 millones de coronas, unos 657 mil euros, el jardín zoológico de Praga logró recuperarse pronto y para este jueves prepara una grandiosa fiesta de su 75 cumpleaños.