El Gobierno checo rechaza acelerar el aumento de la edad de jubilación

Foto: Comisión Europea

Chequia no pretende acelerar el aumento de la edad de jubilación, independientemente de las recomendaciones que en este sentido le fueron planteadas por la Comisión Europea. Praga considera que el ritmo actual del aumento es suficiente y así informó también a Bruselas.

Foto: Filip Jandourek, ČRo
El Gobierno checo es consciente de la necesidad de cambios en el sistema de pensiones para que éste no llegue a desplomarse, ya que podría afectar el desarrollo económico del país. Sin embargo rechaza al mismo tiempo que el único camino para lograrlo sea un más rápido ritmo de aumento de la edad de jubilación.

Los partidos de la coalición gubernamental coincidieron en que el aumento paulatino de la edad de jubilación responde a las necesidades del país y es suficiente. Según recalcó el primer ministro, Bohuslav Sobotka, acelerarlo podría traer serios problemas sociales.

“En este país no hay condiciones sociales para que podamos acelerar más el ritmo del aumento de la edad de jubilación. Registramos serios problemas, por ejemplo en el mercado de trabajo. Y esto afecta tanto a los recién egresados de las universidad y otros centros educativos como a las personas de más de 50 años que buscan trabajo”.

La edad de jubilación actual de los hombres en Chequia es de 62 años y medio y las mujeres sin hijos se jubilan a los 61 años y medio. Las mujeres con hijos llegan a pensionarse antes, en dependencia del número de sus descendientes.

Foto: Comisión Europea
En el futuro las personas se irán jubilando a una edad más avanzada y se equilibrará la edad de jubilación de los hombres y las mujeres. Así, por ejemplo, los checos que ahora tienen cuarenta años se jubilarán a los 66 y los que nacieron en 1989, a los 68 años.

El Gobierno checo pidió a la Comisión Europea enmendar algunos de sus planteamientos respecto a la reforma del sistema checo de pensiones. Estos están contenidos en un documento que implica las recomendaciones de Bruselas a los países comunitarios sobre las reformas y medidas a adoptar para respaldar su desarrollo económico y que fue publicado este lunes. Praga insistió que en el tema de las jubilaciones prefiere avanzar por el camino de la armonización de la edad de jubilación con la longitud media de vida de los habitantes.

Por otro lado, Chequia aceptó las recomendaciones de la Comisión Europea en lo referente a las medidas para asegurar mayores posibilidades de empleo para las personas de la tercera edad y de centrar su atención en la valorización de las pensiones, para que ésta responda realmente al nivel de inflación en el país.

Los cambios en el documento de la Comisión Europea propuestos por el Gobierno checo, al igual que en el caso de otros países, serán analizados por órganos competentes de Bruselas.

Posteriormente el documento será debatido por los ministros de Finanzas y los ministros responsables de empleo y política social de los Veintiocho y en la cumbre de la Unión Europea.

Se calcula que el proyecto final de las medidas encaminadas a asegurar el desarrollo económico de los países comunitarios, podría ser aprobado en una nueva sesión de sus ministros de Finanzas, a tener lugar a comienzos de julio.