El gas radiactivo radón contamina miles de casas

María Curie-Sklodowski

Hasta la fecha se han detectado en la República Checa 20 mil casas en las que penetra del subsuelo el gas radiactivo radón. Las restantes 40 mil viviendas con probable incidencia del radón quedan por detectar. Las emanaciones del radón pueden provocar cáncer de pulmón

La ciudad de Jachymov, foto: Krokodyl, CC BY-SA 3.0 Unported
El radón es un gas natural radiactivo. Surge durante la desintegración del uranio que está presente en la corteza terrestre.El radón se transforma en otros elementos radiactivos. Éstos al ser inhalados penetran en las vías respiratorias y las dañan con su radiación. En los trabajadores de las minas de uranio, con altas concentraciones de radón, se ha registrado una alta incidencia del cáncer pulmonar.

Algo semejante ocurre también en las viviendas con elevada concentración del radón, fenómeno que afecta a varios distritos de la República Checa, como Príbram en Bohemia Central, Jihlava y Trebíc en la Meseta Checomorava, Cheb y Chomutov en Bohemia Occidental y Sumperk, en Moravia del Norte.

La frecuente presencia del radón se debe a las condiciones geológicas de la República Checa. En la formación geológica, denominada el Macizo Checo, en el que asienta el país, hay muchos minerales radiactivos. A propósito, el primer elemento radiactivo descubierto -el radio- fue aislado por María Curie-Sklodowski en 1888 precisamente a partir de la pechblenda procedente de los yacimientos de Jáchymov, en Bohemia Occidental.

El radón, foto: Kgrr, CC BY-SA 2.5 Generic
Según las estimaciones de los especialistas del Instituto Estatal de Protección contra la Radiación que se dedican desde hace varios años a la detección del radón en las viviendas, en la República Checa hay unas 60 mil casas en las que las emanaciones del gas radiactivo alcanzan concentraciones peligrosas para la salud.

Hasta la fecha se ha identificado un tercio de las casas contaminadas por el radón. Los especialistas del Instituto Estatal de Protección contra la Radiación quieren identificar las restantes 40 mil viviendas peligrosas antes de finales del año 2009 cuando termina el respectivo programa gubernamental de diez años de lucha contra el radón.

Según la página web del Instituto Estatal para la Protección contra el Radón, si determinadas personas vivieran toda su vida en un edificio con una concentración de radón de 200 Becquerels por metro cúbico del aire, dos personas de cien contraerían el cáncer de pulmón.

En los lugares donde las prospecciones geológicas indican el peligro de emanaciones de radón, los funcionarios estatales ofrecen a los vecinos medir la concentración del gas radiactivo en sus viviendas. Ello forma parte del programa gubernamental antiradón. En su marco se instalan en las viviendas pequeños detectores.

Si se verifica una concentración elevada del radón, los funcionarios aconsejan qué medidas tomar para eliminar las emanaciones del radón. Si las medidas requieren obras en la casa, sus habitantes son asesorados cómo solicitar el correspondiente subsidio estatal.