El festival de cine queer Mezipatra se ajustó al peligro de coronavirus

Foto: archivo del Festival Mezipatra

De forma inusual transcurre en estos días en Chequia el tradicional queer film festival Mezipatra. A raíz de la pandemia del coronavirus y las medidas para repelerlo, se celebra este año en línea, pero no deja de ofrecer un amplio abanico de largometrajes y documentales.

La vigesimoprimera edición del festival de cine de temática LGBT Mezipatra arrancó en Praga a finales de la semana pasada, centrando su atención esta vez en el tema de la recuperación en el más amplio sentido de esa palabra. Aunque a raíz de las restricciones por coronavirus se celebra por medio de internet, ya los primeros días demostraron que tiene muchos seguidores.

Pavel Bicek, foto: archivo personal de Pavel Bicek

No obstante, como dijo a la Televisión Checa el director del festival Mezipatra, Pavel Bicek, montar un programa y reunir las películas para la edición de este año no fue fácil.

”Sin duda fue para nosotros un gran reto organizar el festival este año. Pero al final tuvimos una grata sorpresa. A lo largo del año, cuando en el mundo había una gran inseguridad por la pandemia del coronavirus, la mayoría de los festivales se suspendió. Esa situación nos preocupaba y desconfiábamos de que lográramos montar un programa atractivo y presentarlo de alguna forma al público. Pero luego nos sorprendió cómo el mundo del cine logró recuperarse y adaptarse a la situación. Es cierto que no aparecen películas nuevas de Hollywood, sino filmes digamos menores, que no obstante, crearon un nuevo ecosistema que funciona. En conjunto transmiten un fuerte mensaje, al igual que las películas seleccionadas para la actual edición de nuestro festival”.

Fuente: archivo del festival Mezipatra

A diferencia de otros años y gracias a su celebración en línea, el festival no se traslada esta vez de Praga a Brno, por lo que puede ser seguido por un mayor número de espectadores de todo el país y se prolongará más de dos semanas. De acuerdo con Pavel Bicek, los interesados encontrarán el programa en la web y allí pueden escoger los filmes que quieran ver. Naturalmente, para poder verlos, deberán pagar una cierta suma. El seguimiento online de una película cuesta tres euros y por todas hay que pagar 35 euros.

El programa del festival de cine LGBT Mezipatra incluye esta vez un total de 33 películas, tanto largometrajes como documentales y, como otras veces, cuenta con una sección principal de concurso, recalcó Pavel Bicek.

“En la sección principal, el concurso de largometrajes, hemos incluido 11 películas. El festival lo hemos iniciado con el filme del director alemán de origen iraní Faraz Shariat titulado No Hard Feelings sobre el tema de los refugiados, premiado en el festival Berlinale, en Berlín. Figura allí igualmente el filme Saint-Narcisse, del director Bruce LaBruce, que es una historia inspirada en el mito de Narciso. Y quiero mencionar también la película argentina Las Mil y Una, de la directora Clarisa Navas. Narra la historia de un grupo de jóvenes en un barrio imaginario en Argentina que, a pesar del ambiente que les rodea, lleno de machismo y hostilidades, hacen una fuerte amistad y se ayudan mutuamente”.

Por primera vez en la historia del evento y a modo de innovación, en la sección de concurso fueron incluidos dos documentales. Pero también se conservó su sección aparte, que ofrece tres filmes más antiguos, dos estadounidenses y uno francés, que reflejan el desarrollo de la teoría queer a lo largo del siglo XX.

El festival de cine con temática LGBT, este año en forma online, se prolongará hasta el 21 de noviembre cuando se celebrará una fiesta en línea con la actuación de DJs. Todo aquel que quiera divertirse a distancia puede acudir de forma gratuita.

palabra clave:
audio