El Estado devolverá a la Iglesia el palacio de Kroměříž

El palacio de Kroměříž, foto: ČTK

El Estado Checo devolverá a la Iglesia Católica el palacio de Kroměříž, así como el Jardín Podzámecká, adjunto al inmueble, en el marco de la Ley de restituciones a las iglesias de los bienes que les fueron confiscados por los comunistas después del año 1948. Ya este viernes serán entregados al Arzobispado de Kroměříž la Casa de la Moneda local y la mansión principesca.

El palacio de Kroměříž, foto: ČTK
Poco después de que en 2013 entrara en vigor en la República Checa la Ley de Restituciones a las Iglesias de los bienes confiscados, el Arzobispado de la ciudad morava de Kroměříž solicitó la devolución del palacio local y de los jardines que lo rodean, así como de otros inmuebles situados en la ciudad. El palacio con sus extensos jardines figura desde 1998 en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO y cada año es visitado por miles de turistas. Actualmente es administrado por el Instituto Nacional para el Cuidado de los Monumentos Históricos.

El palacio de Kroměříž, foto: ČTK
El acuerdo sobre la restitución de ese histórico inmueble y del Jardín Podzámecká, de unas 47 hectáreas, a la Iglesia Católica será firmado el próximo año. Sin embargo, ya a comienzos de esta semana fue suscrito otro documento, en cuya base será devuelta a la Iglesia este viernes la mansión principesca y la Casa de la Moneda de Kroměříž. Como recalcó el portavoz del Arzobispado local, Jiří Gračka, el traspaso de la propiedad no significará cambio alguno en el funcionamiento de los inmuebles.

”Consideramos necesario acordar una forma de cooperación con las instituciones estatales, en este caso con el Instituto Nacional para el Cuidado de los Monumentos Históricos. En primer lugar, no planificamos cambios en el actual régimen de apertura de los inmuebles a los turistas. Queremos conservar su apertura al público, o sea, que los ciudadanos ni lleguen a darse cuenta de que los inmuebles tienen otro propietario”.

Foto: ČT
El Arzobispado de Kroměříž había solicitado la devolución del palacio local de estilo barroco por estar convencido de que éste forma parte inseparable de los inmuebles que nunca dejaron de ser propiedad de la Iglesia Católica. El inmueble tiene gran valor histórico-arquitectónico y también cultural. Su pinacoteca, con una colección única de unos 500 cuadros de van Dyck, Veronese, Tiziano y otros, es la más importante del país, después de la Galería Nacional de Praga.

Como confirmara Radek Vondráček, vicealcalde de Kroměříž, la devolución de varios bienes a la Iglesia Católica no debería significar mayores cambios para la administración pública local, ni para los turistas y los habitantes de la ciudad, ya que desde hace siglos la iglesia y el Estado habían coexistido aquí de forma natural.

El palacio de Kroměříž, foto: ČTK
”Estoy convencido que los ciudadanos no notarán ningún cambio. Simplemente la Alcaldía tiene ahora a un nuevo socio con el que colaborará en el desarrollo de la ciudad. Kroměříž es históricamente ciudad arzobispal, o sea que la Iglesia Católica tiene un lugar indiscutible aquí. Y el palacio y sus jardines han sido propiedad en el pasado del Arzobispado de Kroměříž. Tenemos muy buenas relaciones con el arzobispo local, quien siempre ha declarado que todo lo que se hace debe ser en beneficio de los ciudadanos. Y nosotros no tenemos motivo para desconfiar de sus palabras”.

El palacio de Kroměříž, foto: CzechTourism
Mientras que la devolución de las mencionadas propiedades a la Iglesia Católica no ha provocado mayores discusiones, la eventual restitución del llamado Jardín de las Flores, de Kroměříž, de estilo barroco y en forma de los jardines franceses, es un tema controvertido. Por el momento queda en manos del Estado Checo, ya que se encuentran en él muchas construcciones y decoraciones esculturales nuevas, que no pueden ser eliminadas o trasladadas a otro lugar, y tampoco pueden ser incluidas en la Ley de Restituciones.

El Arzobispado de Kroměříž anunció no obstante, que solicitará a los tribunales que examinen el caso.