El enigma de los esqueletos humanos de Knezeves

La localidad arqueológica de Knezeves

En esta edición les hablaremos de los resultados de las excavaciones arqueológicas realizadas en la localidad de Knezeves, a pocos metros de las pistas del aeropuerto internacional de Praga.

En la inmediaciones de Praga, cerca del lugar donde hoy aterrizan los aviones, existió en la Edad del Bronce un pequeño asentamiento. En las chozas cuyos restos han sido descubiertas por los arqueólogos, vivían en aquel entonces los pobladores de una enigmática civilización.

Pertenecían a la llamada cultura de Knovíz cuyos miembros habitaron entre el 1300 y 800 antes de nuestra era el centro y el noroeste de Bohemia. El territorio que ocupaban se extendía desde la actual ciudad de Kolín hasta los Montes Metálicos.

En el asentamiento descubierto, que fue habitado durante 500 años, los arqueólogos han encontrado 1200 fosos de desechos. Para los científicos representan un inestimable tesoro ya que contienen desde los fragmentos de vasijas cerámicas hasta los huesos de los animales que formaban parte del menú de los pobladores prehistóricos.

Los huesos encontrados en la localidad de Knezeves, cerca del aeuropuerto de Praga, revelan que los pobladores de la Edad del Bronce consumían carne de cerdo y de oveja, de vez en cuando abatieron una vaca o cazaron un venado.

Knezeves u Prahy, foto: Packa, CC BY-SA 3.0 Unported
Sin embargo, algunos fosos de basura contenían también cráneos humanos, partes de piernas y brazos, y a veces esqueletos enteros. Los especialistas desenterraron los restos mortales de unas 80 personas. Los muertos yacían en los fosos tal como allí habían caído: de bruces, con las piernas y brazos torcidos.

El hallazgo en la localidad de Knezeves representa un enigma para los arqueólogos. Los pobladores de la cultura de Knovíz solían incinerar a sus muertos y guardaban sus cenizas en urnas que enterraban.

¿Por qué trataron de forma tan irrespetuosa a los difuntos cuyos restos han sido encontrados por los arqueólogos en los fosos de basura?

Por ejemplo, uno de los restos que los científicos han descubierto, es el esqueleto de un muchacho de unos 13 años a cuyos pies yacía el cráneo de una muchacha de 18 años. En otro foso de basura han encontrado los huesos de una mujer y de un niño que ella probablemente hubiera tenido en sus brazos.

¿Se trataba de manifestaciones de canibalismo?

Los científicos afirman que no hay indicios para acusar a los pobladores prehistóricos de Knezeves de canibalismo. Ninguno de los esqueletos presenta huellas del cuchillo con el que hubiera sido separada la carne. Los huesos largos no fueron triturados para extraer la médula ósea.

Por otro lado, no se puede descartar la posibilidad de que los pobladores del asentamiento de Knezeves realizasen sacrificios humanos. De esta manera podían deshacerse de los enemigos capturados o de personas consideradas poseídas por malos espíritus.

Aunque en Knezeves no se hallaron vestigios del canibalismo, ello no significa que fuese algo ajeno a la cultura prehistórica de Knovíz. Los testimonios encontrados por los científicos en los años sesenta y setenta del siglo pasado en el noroeste de Bohemia indican que los pobladores de la civilización de Knovíz consumían de vez en cuando la carne de sus semejantes.

10
50.120578100000
14.260768890000
default
50.120578100000
14.260768890000