Dos heridos y varios detenidos en la manifestación de extrema derecha en Nový Bydžov

Un grupo de radicales de derecha se reunió en Nový Bydžov, foto: ČTK

Unos 500 extremistas de derecha se manifestaron este sábado en la ciudad de Nový Bydžov en protesta por la creciente criminalidad gitana. Unos 200 activistas intentaron impedirles la marcha. La policía logró evitar enfrentamientos entre ambos bandos. Dos personas resultaron heridas y decenas fueron detenidas.

Un grupo de radicales de derecha se reunió en Nový Bydžov, foto: ČTK
Un grupo de radicales de derecha se reunió en Nový Bydžov, Bohemia del Este, para apoyar a los vecinos de esa ciudad de 7.000 habitantes que expresaron tener miedo por la creciente criminalidad gitana en esa localidad. La situación se agudizó en otoño pasado, cuando numerosas personas fueron asaltadas y una mujer violada. El alcalde, Pavel Louda, lanzó un comunicado denunciando la criminalidad de los gitanos y más de 3.000 personas firmaron una petición solicitando la introducción de medidas de seguridad más severas en esa urbe.

Los radicales, convocados por el Partido Obrero de la Justicia Social, realizaron el sábado una marcha por la ciudad para atemorizar a los gitanos.

La policía entró a caballo en el tumulto de los antirracistas, foto: ČTK
Por su parte, unos 200 activistas antirracistas se reunieron en Nový Bydžov para impedir su marcha por la ciudad.

La policía entró a caballo en el tumulto de los antirracistas y dispersó a los manifestantes por reunirse sin permiso. Una mujer resultó herida en el pie y la policía detuvo a siete activistas.

El organizador de la protesta antirracista, Pavel Horváth, se mostró indignado por la intervención policial.

Unos 200 activistas antirracistas se reunieron en Nový Bydžov, foto: ČTK
“La intervención no fue adecuada. Fue legítima, vale, pero irrumpir a caballo y a todo galope en un tumulto de personas sentadas en el suelo, eso no se ve en ninguna parte”, dijo.

La portavoz de la policía de Hradec Králové, Ivana Ježková, rechazó las quejas resaltando que la policía respetó el procedimiento legal.

Foto: ČTK
“Los manifestantes tuvieron tiempo y espacio suficientes para obedecer el aviso policial de dispersarse”, señaló.

Otro incidente se produjo una vez terminada la manifestación, cuando un grupo de 13 radicales de derecha agredió a tres gitanos locales. Uno de ellos tuvo que ser hospitalizado en estado de inconsciencia al sufrir una conmoción cerebral. Sin embargo, fue dado de alta el sábado por la noche. La policía detuvo a los 13 extremistas de derecha, acusándolos de agresión.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio