Disminuyen ingresos fiscales por venta de tabaco

Foto: CC0 / Pixabay

A pesar del fuerte crecimiento que la economía checa ha registrado en los últimos años, el Ministerio de Finanzas ha confirmado una reducción consecutiva en los ingresos fiscales como consecuencia del aumento de los impuestos especiales para el tabaco, introducidos en el 2016.

Foto: Pixabay, CC0 Public Domain

En los primeros seis meses del 2018 los ingresos fiscales por la venta de productos de tabaco disminuyeron en 13,2 millones de euros, comparado con el mismo periodo del año anterior. Para la ministra de finanzas Alena Schilerová, esta disminución se debe probablemente gracias a la entrada en vigor de la ley anti tabaco, que prohíbe el cigarrillo dentro de bares y restaurantes, así como la utilización cada vez más frecuente de productos de tabaco calentados, que por el momento no están sujetos a impuestos.

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas observó un importante crecimiento en los ingresos fiscales del impuesto a la renta y el IVA.

Eva Kralíková, foto: Marian Vojtek, ČRo
Este año el Gobierno espera alrededor de dos mil millones de euros en ingresos fiscales provenientes de la venta de productos de tabaco. Para el final del año los diputados y senadores deberán decidir sobre la tributación de los productos de tabaco calentados que según parece, después del cigarrillo electrónico, representan una nueva alternativa menos nociva para los fumadores. El proyecto de ley en cuestión fue adoptado por el Gobierno el pasado junio.

Según las cifras publicadas en la primavera del 2018 por el Instituido de Salud, el 3,5% de fumadores checos, alrededor de 700,000 personas, dejaron de fumar en la segunda mitad del 2017.“Entre los checos mayores de15 años, ahora hay un 24,25 % de fumadores.” Dice Eva Kralíková, directora del Centro para la Adicción al Tabaco de la Universidad Carolina de Praga.