Los checos cambian sus costumbres respecto al tabaco

Foto: 4924546, Pixabay / CC0

En la República Checa cada vez se consumen menos cigarrillos, sin embargo, la popularidad de los productos de tabaco no deja de crecer.

Foto: 4924546, Pixabay / CC0

El consumo de cigarrillos tradicionales en Chequia es cada vez menor, lo que no impide que la industria del tabaco en el país siga creciendo. Ello se debe principalmente a un aumento del interés en otros productos alternativos como cigarrillos electrónicos y dispositivos de tabaco sin combustión.

Por ejemplo, la mayor empresa tabacalera del mundo, Philip Morris, generó en Chequia en la primera mitad del año pasado 50 millones de euros solo en dispositivos para fumar y sus accesorios.

Desde otra compañía, British American Tobacco, Tomáš Tesař, director de comunicación, señala que la tendencia actual es ofrecer a los clientes productos potencialmente menos dañinos. Según las estimaciones de esta compañía, se espera que en los próximos años el 20 % de sus clientes sustituyan los cigarrillos tradicionales por los nuevos productos.

Chequia es actualmente el séptimo país con mayor consumo per cápita de tabaco del mundo. Pero según un estudio de la compañía de análisis Nielsen, alrededor de un tercio de los fumadores checos tiene la intención de intentar dejar de fumar. Los principales motivos que aducen los encuestados son el precio del tabaco y la preocupación por su salud.