Diplomático checo sobrevivió un ataque terrorista en Afganistán

Photo: CTK

Terroristas desconocidos atacaron con ametralladoras y cohetes el coche de un diplomático checo en la carretera cerca de Kabul, la capital de Afganistán. Dos guardaespaldas del diplomático acabaron heridos en el hospital.

Foto: CTK
En el trayecto desde Kabul a la ciudad de Ghanzí, ubicada al sur de la capital, Filip Velach, diplomático checo sufrió un atentado del que salió ileso. Cinco hombres fuertemente armados acribillaron su vehículo desde un taxi. El conductor del coche diplomático equipado con blindaje especial y vidrios antibalas, intentó escapar de los perseguidores, sin embargo, los proyectiles alcanzaron los neumáticos y le forzaron a parar. Los guardaespaldas de las unidades especiales checas que acompañaron a Valach obstacularizaron el camino y abrieron fuego contra los asaltantes. Tres de los cinco terroristas resultaron muertos a causa de los disparos.

Zuzana Opletalová, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, se mostró satisfecha que nadie de los checos resultará muerto.

"Los checos lograron esconderse en una casa de una aldea cercana. Después apareció en el lugar un helicóptero de las fuerzas armadas de EE.UU. y los soldados afganos. Al llegar a la estación militar dispararon los terroristas desconocidos otra vez al convoy que transportaba a los checos a la base. Sin embargo, los soldados cesaron el fuego y escaparon del lugar. Actualmente los checos se encuentran en la base militar estadounidense".

Mientras que el diplomático resultó ileso, los dos guardaespaldas permanecen heridos en un hospital. Uno de ellos tiene afectada su pierna por unas metrallas de granada y el otro tiene heridas en el ojo y en la oreja. Según expresa el gobernador de de este distrito afgano, Paktía Rahmatulláh Rahmata, viajar a esta zona acompañado sólo por dos guardaespaldas fue un acto muy insensato del diplomático checo. El gobernador añade que está convencido de que los asaltantes son miembros del movimiento Taliban.

Aunque este hecho parece ser el más grave de los ataques contra los cuerpos diplomáticos checos en países extranjeros, no es el único. Terroristas desconocidos acribillaron el coche del embajador checo en Bagdad tres años atrás. Afortunadamente en este caso, así como en el actual en Afganistán, el diplomático resultó ileso.