Destituyen al director de la Biblioteca Nacional

Vlastimil Ježek (Foto: CTK)

El ministro de Cultura, Václav Jehlička, destituyó este martes al director de la Biblioteca Nacional, Vlastimil Ježek. El ministro señaló que su decisión se debe a los problemas surgidos en torno a la construcción de una nueva sede de la biblioteca en Praga.

Vlastimil Ježek (Foto: CTK)
En círculos políticos checos se rumoreaba sobre el eventual despido del director de la Biblioteca Nacional desde hace un par de semanas, pero se consideraba algo poco probable. Cuando este martes Vlastimil Ježek recibió la noticia sobre su destitución le sorprendió sobremanera, ya que ésta vino poco después de que el afectado anunciara que había encontrado otros terrenos disponibles para la construcción del nuevo edificio de la Biblioteca Nacional.

“Difícilmente encuentro palabras para reaccionar ante la decisión del ministro Jehlička. Considero inconcretos y superficiales los motivos con los que se justifica mi destitución. La edificación de la nueva Biblioteca Nacional no suponía riesgo financiero alguno, además que el Ministerio de Cultura aprobó el concurso para su proyecto”, dijo Ježek.

Hace un año y medio se anunció que el arquitecto Jan Kaplický había ganado el concurso internacional para la nueva Biblioteca Nacional. Su polémico proyecto en forma de pulpo se convirtió de inmediato en blanco de críticas de algunos políticos y especialistas.

El portavoz del Ministerio de Cultura, Jan Cieslar, recalcó que el presupuesto nacional no dispone de recursos suficientes para financiar una obra tan exigente.

“El ministro Jehlička estudió un detallado análisis sobre los costes y riesgos que supondría la realización del edificio y descartó que sea posible y realista continuar en sus preparativos”, señaló Cieslar.

Los retractores del proyecto del arquitecto Kaplický insisten en que la planificada ubicación del pulpo en la planicie de Letná, cerca del Castillo de Praga, afectaría el panorama de esa histórica zona. La Alcaldía de Praga, el Ministerio de Cultura, así como la Comisión Europea objetan por su parte que durante el concurso para la biblioteca fueron violadas varias normas que estipulan la realización de semejantes concursos internacionales para obras públicas.

El ministro Jehlička confía en que la destitución de Ježek como director de la Biblioteca Nacional ayudará a calmar la situación y que su sucesor logrará impulsar la construcción de la nueva sede de esa institución pública.

La dirección de la biblioteca le fue encargada temporalmente a Pavel Hazuka, director del Museo Nacional de Letras.