Decenas de niños checos son adoptados en el extranjero cada año

Foto ilustrativa: CC / Pixabay

Treinta niños checos fueron adoptados en el extranjero el año pasado, según la Oficina de Protección Legal de Menores. La mayoría de ellos habían tenido problemas para encontrar una familia adoptiva debido a sus discapacidades o a su origen étnico.

Zdeněk Kapián, foto: Marián Vojtek, ČRo

Desde que comenzaron las adopciones internacionales hace 20 años, 700 niños checos han terminado viviendo con familias extranjeras, sobre todo en Dinamarca y Alemania, según la Oficina de Protección Legal de Menores.

Los datos también apuntan que la cifra fue de treinta niños adoptados el año pasado.
Zdeněk Kapitán es el jefe de la oficina y afirma que la gran mayoría habían sido rechazados por familias checas debido a discapacidades, tanto físicas como mentales, o por tener un origen étnico diferente.

“Creo que la razón por la que no logramos encontrar familias adoptivas para muchos niños es su origen étnico o incluso alguna discapacidad. Algunos ejemplos son el síndrome de alcoholismo fetal o el abuso de sustancias en la etapa prenatal. Los niños suelen tener unos cuatro años y venir de la región de Ústí nad Labem. A pesar de que no registramos la etnia de los niños, la mayoría de ellos son romaníes”.

Foto: Martin Němec

El origen étnico todavía es un factor que condiciona a los checos que quieren adoptar un niño, afirma Kapitán. En Escandinavia el tema se trata de manera diferente ya que la adopción está considerada como un servicio para niños abandonados.

“Dinamarca es el país líder en cuanto a las adopciones internacionales. Es uno de los países más modernizados. En Suecia también son bastante comunes. Sobre todo suelen adoptar a niños con necesidades especiales, ya sean niños con discapacidades o que provengan de familias socialmente desfavorecidas”.

En los últimos 20 años, más de 180 niños de la República Checa terminaron en familias adoptivas de Dinamarca. Unos 120 niños fueron adoptados por alemanes y aproximadamente el mismo número terminó en Suecia.

También es común que las familias provengan de Italia, España, Austria o Islandia. De los 700 niños adoptados en el extranjero en los últimos 20 años, más de 460 eran niños y unas 200 eran niñas.

La Oficina de Protección Legal de Menores forma parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Su jefa, Jana Maláčová, cuenta que la oficina ha demostrado ser muy útil.

Foto: Pezibear, Pixabay / CC0

"He recibido comentarios positivos de defensores, expertos en cuidado de niños, el Ministerio de Relaciones Exteriores y varias organizaciones sin fines de lucro, que afirman que nuestro estándar de trabajo es muy alto y profesional".

La oficina también se encarga de las adopciones de padres checos interesados en niños extranjeros. Aunque siempre tienen la opción de negociar directamente con las oficinas en el país de origen del niño.  

Sin embargo, hasta ahora el interés en las adopciones internacionales ha sido muy bajo en la República Checa. El año pasado, los checos adoptaron solo a cinco niños de países extranjeros entre los que se encontraban Eslovaquia, Rusia y el Congo.

Autor: Andrea Romero
palabra clave:
audio