Continúan los problemas para la selección checa

De izquierda: Daniel Pudil, David Jarolím y Tomáš Galásek (Foto: CTK)

Cuando faltan menos de tres semanas para el inicio de la Eurocopa, la selección checa de fútbol sigue sumando problemas. A la baja de Rosický y la negativa de Nedvěd de volver, ahora el técnico Karel Brückner no podrá contar en el campeonato con los centrocampistas izquierdos Radek Šírl y Daniel Pudil, ambos lesionados.

De izquierda: Daniel Pudil, David Jarolím y Tomáš Galásek (Foto: CTK)
El equipo checo inició el lunes los preparativos para la Eurocopa. Los futbolistas pasaron por un examen médico que confirmó lo esperado: Radek Šírl, que recientemente ganó la Copa de la UEFA con el Zénit San Petersburgo, no participará en el torneo europeo debido a una lesión en la rodilla, sostuvo el médico de la selección Jiří Fousek.

“La lesión no le impide moverse ni correr, pero el jugador sufre un fuerte dolor al chutar con el interior del pie. Nos dijo que no se sentía capaz de jugar al cien por ciento, así que hemos acordado que lo mejor para él será descansar”, señaló el médico.

Además, otro volante izquierdo, Daniel Pudil, que se proclamó el pasado fin de semana campeón de la Primera División checa con el Slavia de Praga, se fracturó el hueso metatarsiano de la mano derecha en el último partido contra el Jablonec y tampoco podrá participar en la Eurocopa.

Karel Brückner (Foto: CTK)
Para remendar el bando izquierdo de la línea centrocampista, el técnico convocó el lunes a Rudolf Skácel. El futbolista del Hertha Berlín es polivalente y eventualmente podría suplir al defensa Marek Jankulovski, que tampoco se ha curado del todo de su lesión en la rodilla. Debido a problemas de salud, el jugador del AC Milán, de 31 años de edad, incluso está considerando la posibilidad de retirarse de la selección, una vez terminado el campeonato europeo, según dijo.

“Últimamente mi estado de salud no es ideal y también quisiera pasar más tiempo con mi familia. Además, tras la Eurocopa terminará una época del fútbol nacional, ya que el técnico y algunos jugadores adelantaron que se retirarán una vez finalizado el campeonato. Después del torneo voy a tomar vacaciones y tendré tiempo de sobra para pensarlo bien y tomar una decisión”, indicó Jankulovski.

La selección se traslada este martes a Austria donde trabajará, sobre todo, la táctica. La meta del equipo checo en el campeonato está clara: pasar a los cuartos de final. “En caso contrario, se trataría de un fracaso”, afirmó el técnico Karel Brückner.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio