Ciencia

r_2100x1400_radio_praha.png
0:00
/
0:00

"Paracaídas para saltar de los altos edificios de apartamentos o de oficinas" y " Las secuelas de la extracción de uranio no quedarán eliminadas hasta el año 2040"- éstos son dos temas que podrán escuchar en esta edición del espacio Ciencia y Tecnología.

Inquilinos de edificios altos pueden salvarse en paracaídas

Paracaídas para saltar de los altos edificios de apartamentos o de oficinas en caso de un incendio u otro siniestro- éste es el original producto de la empresa checa Stratos 07.

Después del ataque terrorista del 11 de septiembre se dirigió a la empresa checa una compañía estadounidense que quería conseguir que los paracaídas de salvamento se convirtieran en un equipamiento obligatorio de todos los edificios de más de veinte plantas. El uso de dichos paracaídas no ha sido incorporado todavía a la legislación de Estados Unidos, pero la empresa checa ya vendió a ese país un centenar de los mismos.

A diferencia del paracaídas corriente, el destinado al salvamento de los inquilinos de los altos edificios se abre ya al saltarse desde la ventana del décimosegundo piso. Los materiales utilizados para su confección son resistentes al fuego y el paracaídas no presenta la peligrosa tendencia de acercarse demasiado al edificio.

Usar el paracaídas checo es como vestir una camisa. Además, el fabricante tiene presentes también los aspectos psicológicos y confecciona algunos paracaídas para saltos en tándem.

Antes de que la empresa pudiera ofrecer a los clientes su paracaídas para edificios altos, el producto pasó por centenares de pruebas. Éstas culminaron con un salto desde el edificio más alto de Praga, un rascacielos en el barrio de Pankrác.

La empresa checa fabrica igualmente sistemas de paracaídas para el salvamento de avionetas, construidas por pilotos aficionados. Cuando surge algún problema, la avioneta baja a la tierra con sus tripulantes en el paracaídas de salvamento.

El fabricante checo acaricia el sueño de construir un sistema de paracaídas capaz de salvar a los pasajeros y tripulantes de una aeronave comercial. En la actualidad la empresa checa consigue bajar a la tierra con ayuda de paracaídas un avión de dos toneladas.


Secuelas de la extracción de uranio no quedarán eliminadas hasta el año 2040

Uranio
El uranio empezó a extraerse en los alrededores de Stráz pod Ralskem, en Bohemia del Norte, en 1967. Durante tres décadas fueron inyectados en el subsuelo cinco millones de toneladas de ácido sulfúrico y de otras sustancias químicas en las que se disolvía el mineral de uranio que después era extraído.

Cuando en 1996 terminó la extracción, en el subsuelo quedó un cóctel químico que contaminó 260 millones de metros cúbicos de aguas subterráneas. En la cuenca cretácica de Bohemia del Norte dicho cóctel representa un peligro para las mayores reservas de agua potable en la República Checa.

No queda otra solución que extraer con bombas las soluciones contaminadas y convertirlas en sustancias inocuas.Se prevé que la rehabilitación del área contaminada se prolongará hasta el año 2040.

Una vez extraidas del subsuelo las soluciones contaminadas, se procede a su evaporación. Así se obtiene el alumbre- sulfato de aluminio y potasa. Los científicos checos han propuesto dos formas de aprovechamiento del alumbre obtenido: su transformación en fertilizante o en un material refractario, utilizado en las acerías.