Ciencia

Central eléctrica hidroacumuladora de Dlouhé Stráně, foto: Karel Beneš, Creative Commons 3.0
0:00
/
0:00

"El bioalcohol sustituirá en parte la gasolina","Estudiantes de Medicina aprenden a dialogar con los pacientes," La central hidroacumuladora de Dlouhé Stráne es una de las siete maravillas de la República Checa"- éstos son los temas de esta edición.

Producción de los biocombustibles

El precio de la gasolina en Estados Unidos alcanza niveles históricos. En la República Checa es el más alto del presente año. El suministro del crudo depende de la situación política, casi siempre inestable, en las zonas de extracción. La quema de los combustibles causa el calentamiento de la atmósfera.Todo indica que la Humanidad debería optar por caminos alternativos como.el uso de bioalcoholes y el camino de los ahorros.

Los productores en la República Checa están preparados para iniciar la producción de biocombustibles como fuente de energía para vehículos motorizados. La mayor fábrica de azúcar checa TTD Dobrovice invirtió más de mil millones de coronas en la construcción de una nueva destilería, capaz de producir el bioalcohol a partir de la biomasa.

Por su parte, la empresa Ethanol Energy, en la localid checa de Vrdy, ha construido una fábrica para la producción de bioalcohol a partir del cereal. Tanto la destilería de Dobrovice como la planta de la empresa Ethanol Energy están listas para producir bioalcohol desde el próximo mes de octubre.

Sin embargo, el Gobierno checo ha vuelto a aplazar la decisión sobre la introducción masiva de los biocombustibles. Por eso ambas empresas no saben por ahora quién les comprará el bioalcohol. La respectiva decisión debe ser tomada por el nuevo Ejecutivo checo, pero su pronta formación no se vislumbra.

La República Checa no cumple de esta manera la meta que se ha trazado: lograr que antes del año 2010 los biocarburantes cubran por lo menos el 5,7 por ciento del consumo de los combustibles.


Cómo tratar a los pacientes con tacto y cortesía

Los médicos checos son muy competentes, pero su comportamiento hacia los pacientes deja mucho que desear. Se les reprocha la falta de tacto y la incapacidad de dialogar con los pacientes. Éstos a veces tienen la impresión en los hospitales checos que son una pieza más del mobiliario. Ocurre a menudo que dos médicos discuten en presencia del paciente asuntos personales muy, muy íntimos.

Por ejemplo, sobre cómo pasaron la noche anterior. Cambiarlo será posible sólo con el tiempo, con la educación de los futuros médicos. Algo ya se hace. Estudiantes de Medicina checos aprenden con actores cómo tratar a los pacientes...

En el extranjero se realiza el aprendizaje con actores retirados, en la República Checa los estudiantes de Medicina practican con actores principiantes. Éstos representan diversos papeles:el de un paciente nervioso, el de un extranjero enfermo que no comprende el idioma...y los alumnos aprenden cómo resolver la situación.

Sin embargo, ser atendido siempre por un médico sonriente y cortés demorará todavía algún tiempo en la República Checa. Cuando el médico recién graduado se incorpora a la plantilla de un hospital, en muchos casos empieza a imitar los malos modales de sus colegas más experimentados.


Una de las siete maravillas de la República Checa

Central eléctrica hidroacumuladora de Dlouhé Stráně, foto: Karel Beneš, Creative Commons 3.0
La central eléctrica hidroacumuladora de Dlouhé Stráne, en el río Desná, en la sierra de Jeseníky, anuncia que en el primer semestre ha aumentado el número de sus visitantes a la cifra de 20 mil 200. La original planta hidroacumuladora ocupó el primer lugar en la encuesta "Las siete maravillas de la República Checa", promovida por el servidor iDnes. Ello explica el interés del público por conocerla.

Para el funcionamiento de una central hidroacumuladora es indispensable la existencia de dos presas, situadas a diferentes niveles. En Dlouhé Stráne, la presa superior está ubicada a 1350 metros sobre el nivel del mar. En horas de punta el agua pasa por dos conductores de 1 kilómetro y medio de largo a las aletas de las turbinas. Las hace girar y el grupo electrógeno genera la electricidad. La central eléctrica subterránea se comunica con la presa inferior por dos túneles con un diámetro de 5 metros.

Los turistas pueden visitar en Dlouhé Stráne la central eléctrica subterránea con las turbinas de reversión y subir al dique de la presa superior. La central cuenta con la mayor turbina de reversión de Europa. Entre todas las plantas hidroeléctricas checas, la hidroacumuladora de Dlouhé Stráne cuenta con la mayor capacidad instalada: 650 megawattios.