Chequia vuelve a enviar ayuda humanitaria a Siria

Foto: ČČK

La República Checa volvió a enviar ayuda humanitaria a Siria esta vez por un valor de 110.000 euros. La entrega fue financiada por el Ministerio de RR.EE. y organizada por la Cruz Roja Checa (ČČK).

Foto: ČČK
Cuatro cocinas de campaña, 160 sillas de ruedas, 240 muletas y miles de vendas especiales. Esos son algunos de los utensilios de las casi seis toneladas de ayuda humanitaria checa que ha aterrizado a bordo del avión militar Casa en Damasco.

En la selección del material más exigido participó la Media Luna Roja, organización que se encargará ahora de distribuir la ayuda por el país sacudido por una guerra civil desde 2012.

Dicha organización opera en unas tres cuartas partes del territorio sirio sin tomar en cuenta si la respectiva zona está actualmente en manos del Gobierno de Bashar al-Ásad, los rebeldes de la oposición, los kurdos, los radicales del Frente Al-Nusra o del Estado Islámico, según indicó Marek Jukl, director de la Cruz Roja Checa.

“Naturalmente, el transporte fue concertado directo con el Gobierno de Damasco, sobre todo gracias a nuestra embajada en Siria. Nosotros colaboramos estrechamente con la sucursal siria de la Media Luna Roja que goza de muy buen renombre a nivel internacional por operar en la mayoría del territorio sirio, sobre todo, en las zonas no controladas por el Gobierno”, dijo.

Los sirios siguen sin ver una luz al final del túnel

Marek Jukl, foto: ČČK
La República Checa se había convertido en el primer país de la Unión Europea que desde la imposición de las sanciones contra el régimen de al-Ásad se esforzó por entregar ayuda humanitaria directa a Siria.

“Seguramente, esto tiene una gran importancia simbólica para la parte siria. Nos sorprendió con qué positivismo y emociones fuera aceptada nuestra ayuda en ese país. Esto demuestra claramente a la Media Luna Roja, y a la gente que recibe la ayuda, que no han caído en el olvido y que otros países se esfuerzan por mejorar su destino”, resaltó Marek Jukl.

Unos cuatro millones de habitantes de Siria viven en lugares de difícil acceso, en general, y unas 600.000 personas se encuentran actualmente directo en una zona sitiada por uno de los bandos guerreros. Todo indica que la situación no mejorará en un futuro próximo, ya que las negociaciones de paz están hoy en un punto muerto.

Desde 2012, la República Checa envió una ayuda humanitaria por 3.700.000 euros a Siria y los campos de refugiados situados en los países vecinos.