Chequia recibirá apoyo de la UE y la OTAN en su lucha contra el coronavirus

Foto: Official U.S. Navy Page, Flickr, CC BY 2.0

La próxima semana llegará a Chequia un equipo militar médico de Estados Unidos. El Gobierno checo ha autorizado la presencia en el país de personal sanitario de sus aliados de la Unión Europea y la OTAN.

Foto ilustrativa:  The U.S. Army, Flickr, CC BY 2.0

Hasta 300 médicos militares y otro personal sanitario del extranjero podrán acudir a la ayuda de Chequia en vista de la cada vez peor situación epidemiológica en el país. Su presencia ha sido autorizada por el Gobierno checo y deberá ser corroborada por el Parlamento.

El permiso del Gobierno se aplica a trabajadores sanitarios militares de países miembros de la Unión Europea y la OTAN. Estos podrán permanecer en Chequia por un periodo de hasta 90 días.

El Gobierno se reunió en sesión extraordinaria este jueves para aprobar la nueva legislación, ya que la próxima semana llegará a Chequia un equipo estadounidense de 28 médicos, miembros de la Guardia Nacional de los estados de Nebraska y Tejas. La asistencia de los soldados ha sido posible gracias a las negociaciones del ministro del Interior, Jan Hamáček, con el embajador de EE.UU. en Chequia, Stephen B. King.

Lubomír Metnar, foto: Michaela Danelová, Archivo de ČRo

De acuerdo con el ministro de Defensa, Lubomír Metnar, los médicos y otros profesionales sanitarios ayudarán en diferentes sitios del país.

“Para empezar, estarán en el Hospital Central Militar de Praga y después el Ministerio de Salud decidirá sobre dónde estarán posicionados para ayudar “.

De acuerdo con la cartera del ministro, podrían llegar a Chequia también médicos de otros países aliados, por ejemplo, de Alemania. Los soldados extranjeros trabajarán siempre en tándem con trabajadores checos y no llevarán armas.

El ministro Metnar anticipa que el Parlamento debatirá el asunto a principios de la próxima semana, antes de que llegue el equipo norteamericano. La autorización de las Cámaras Alta y Baja las exige la Constitución de la República Checa, ya que se trata de una estancia de miembros de las Fuerzas Armadas de un país extranjero en el territorio checo.

Roman Prymula, foto: Archivo de la Oficina de Gobierno de la República Checa

De manera estándar, los médicos de países fuera de la UE que desean ejercer su oficio en Chequia deben contar con un permiso del Ministerio de Salud, no obstante, de acuerdo con Roman Prymula, en este caso no es necesario, ya que se trata de miembros de la OTAN que están autorizados a trabajar en establecimientos del Ejército checo.

El hospital provisional en la zona de Letňany, foto: ČTK / Josef Vostárek

Además del Hospital Central Militar de Praga podrían estar posicionados en el hospital provisional que está siendo construido en la zona de Letňany, si es que la situación epidemiológica en Chequia requiere de su uso.

Chequia se enfrenta a un rápido aumento de contagios de coronavirus y de pacientes hospitalizados. Entre los infectados figuran asimismo médicos, enfermeras y otros trabajadores sanitarios. Los hospitales en algunas de las regiones más afectadas han informado que el personal escasea de manera marcada.

La situación puede complicarse aún más por causa de una medida que está considerando el Gobierno de Polonia. Este prevé que, en caso de ser necesario, podría aprobar una ley que requeriría que todo el personal sanitario polaco que reside en el extranjero volviera al país y pusiera manos a la obra.

El hospital de Náchod, foto: ČTK / David Taneček

Para algunos hospitales, las consecuencias serían severas, según confirmó Lucie Chytilová, encargada de relaciones públicas del Holding médico de la región de Hradec Králové.

“La partida del personal sanitario de Polonia afectaría principalmente al hospital de Náchod, donde tendrían que cerrarse los departamentos de cuidados ambulatorios y de rehabilitación”.

Respiradores de la UE y la OTAN

Ursula von der Leyen, foto: Archivo de la UE

Además de personal sanitario, Chequia recibirá ayuda material. La Comisión Europea entregará a Chequia 30 ventiladores pulmonares. Tras una llamada con la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, lo confirmó este jueves el primer ministro, Andrej Babiš. Los ventiladores de este primer envío provendrán de los almacenes de emergencia de la UE. Von der Leyen prometió que la Comisión proporcionaría más ayuda y afirmó estar en contacto con los países miembros de la UE para conseguir más material para el país.

Chequia podría recibir más respiradores también de la OTAN. El ministro de Defensa, Lubomír Metnar, confirmó que anticipa que la Alianza Atlántica podría aprobar este viernes la entrega de 60 ventiladores.

El ministro de Salud informó en los pasados días que solicitó al Gobierno que incrementara la reserva de la cartera en unos 11 millones de euros para que esta pueda adquirir unos 600 ventiladores adicionales.

Los hospitales checos cuentan con 1932 ventiladores, de acuerdo con los últimos datos, y su capacidad se monitorea diariamente. Actualmente se está utilizando un 52 % de los aparatos.