Chequia celebró su fiesta nacional en medio de las restricciones por coronavirus

Andrej Babiš en la colina de Vítkov, foto: ČTK / Vít Šimánek

Chequia conmemoró este miércoles el 102 aniversario de la constitución de la República Checoslovaca independiente. Los festejos, sin embargo, tuvieron esta vez un carácter totalmente diferente a causa de la pandemia del coronavirus y las restricciones.

A más de 100 aňos de su independización del Imperio austrohúngaro y la constitución de un Estado independiente, la República Checa se enfrenta actualmente a una situación crítica, al igual que otros países del mundo. Lo peor es que delante tiene a un enemigo muy alevoso, como es el nuevo coronavirus.

La colina de Vítkov, foto: Octopus moldavicus, Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0

La vertiginosa propagación del COVID-19 hizo cambiar totalmente las conmemoraciones del 28 de octubre en Chequia. Por ejemplo, el acostumbrado acto masivo en la colina de Vítkov, en Praga, cuando el presidente de la República, representantes del Gobierno y del Parlamento suelen colocar ofrendas florales junto al monumento al caudillo husita del siglo XV, Jan Žižka, se efectuó esta vez en forma individual.

En primer lugar arribó a la colina de Vítkov y colocó una ofrenda floral el presidente de la República, Miloš Zeman. Pasados unos minutos le siguió el primer ministro, Andrej Babiš, quien recalcó que el país atraviesa un momento difícil, por lo que sus habitantes deberían unirse, para lograr superarlo.

“Considero importante pedirles nuevamente a las personas que nos unamos para superar todo esto. Estoy convencido de que lo lograremos y que saldremos fortalecidos de este periodo. A su vez, creo importante que hemos tenido la posibilidad, aún en estas condiciones, de rendir homenaje este día a nuestros antepasados y a todos los que lucharon por la libertad, por nuestra patria, por nuestro Estado”.

Dominik Duka en la colina de Vítkov, foto: ČTK / Vít Šimánek

Al monumento a Jan Žižka podían acercarse sólo dos personas de una vez y todos debían tener puesta mascarilla. Entre otros personeros acudieron a Vítkov el ministro de Defensa, Lubomír Metnar, el alcalde mayor de Praga, Zdeněk Hřib, el arzobispo de Praga, Dominik Duka, y el presidente del Senado, Miloš Vystrčil. Este último sostuvo que, a pesar de los momentos difíciles que atravesamos ahora, cabe recordar que hubo otros peores a los que los checos lograron sobrevivir.

“En el pasado hemos superado situaciones peores a esta pandemia. Debemos tener presente que, a pesar de todos los problemas que tenemos ahora, en general podemos decir que vivimos bastante bien”.

Vystrčil exhortó a los ciudadanos a respetar las restricciones por coronavirus para superar esta crisis y salir todavía más fuertes de ella.

Miloš Zeman, foto: Archivo de la Administración del Castillo de Praga

Con motivo del 102 aniversario de la constitución de la República Checoslovaca independiente, el presidente de la República, Miloš Zeman, tenía previsto condecorar a unas 40 personalidades de la vida pública nacional durante un acto solemnte en el Castillo de Praga. En vista de la pandemia del coronavirus, el acto oficial fue suspendido y la lista con los nombres de los condecorados fue publicada en horas de la tarde en la web de la oficina presidencial.

A esa misma hora, el presidente Zeman dirigió un breve discurso a la nación en el que destacó que el 28 de octubre debería representar un festejo del orgullo nacional. El mandatario se disculpó a la vez ante los condecorados por no poder felicitarles en persona y apreció su gran aporte en la historia y el presente del país.

“La historia la van formando justamente las personas que durante su vida lograron hacer algo extraordinario. Y no se trata solamente de las decenas de personas que han sido condecoradas en la Sala Vladislao, en el Castillo de Praga”.

Heliodor Píka, foto: CC0

La Orden del León Blanco, la más alta distinción checa, le fue conferida a seis personalidades, entre ellas, in memoriam al general Heliodor Píka, asesinado en los aňos 50 durante el régimen comunista, Miloslav Masopust, quien durante la Segunda Guerra Mundial participó en los combates en el frente oriental. Entre otros, figuran el popular cantante Karel Gott, quien falleció el aňo pasado a la edad de 80 aňos y el ya ex ministro de Salud, Roman Prymula, a quien el presidente condecoró por su aporte en la lucha contra la primera ola de la epidemia del coronavirus en primavera.

A su vez, la Medalla al Mérito fue concedida por ejemplo a Karel Brükner, entrenador de muchos aňos de la selección nacional de fútbol, a Radim Uzel, uno de los mayores especialistas nacionales en sexología, y a Eduard Stehlík, historiador militar y actual director del Monumento de Lidice. Entre los condecorados figura igualmente Blanka Stárková, hispanista y exredactora de la Radio Checa, quien trabajó también largos aňos en la redacción latinoamericana de Radio Praga, así como Petr Nováček, apreciado comentarista de la Radio Checa.

Festejos del 28 de octubre en el Castillo de Praga, foto: Archivo de Jiří Ovčáček

Las distinciones a los condecorados les serán entregadas de forma oficial dentro de un aňo, durante los próximo festejos del 28 de octubre en el Castillo de Praga.

En homenaje al aniversario de la independización de la República Checoslovaca, en la tarde del martes el Castillo de Praga fue iluminado con los colores nacionales.

Mientras tanto, en el centro de Praga tuvieron lugar el martes nuevas manifestaciones contra las medidas restrictivas por el coronavirus. Esta vez transcurrieron de forma tranquila, según confirmó la Policía, que permitió entrar a los lugares de las protestas solo a 100 personas, el máximo permitido en el marco de las medidas gubernamentales, a pesar de que querían participar muchas más. Solo una persona fue detenida por no respetar las órdenes de los policías.