Chequia atrae a los turistas por sus monumentos y su cerveza

Foto: Lenka Žižková

La gran cantidad de monumentos y ciudades históricas, así como una sabrosa cerveza. Esto es lo que más atrae a los turistas extranjeros a la República Checa.

Foto: Lenka Žižková
Entre los turistas extranjeros que visitan Chequia siguen prevaleciendo los alemanes, seguidos por los eslovacos y los polacos, según lo reveló un reciente estudio realizado por la agencia estatal de turismo Czech Tourism.

Los polacos por ejemplo, consideran a la República Checa como un país de gran atractivo, sostuvo Soña Machová, funcionaria de la mencionada agencia.

”Tanto este como otros estudios revelaron que los polacos nos quieren mucho, me atrevo a decir que nos aman. Tanto a los ciudadanos checos como la cultura de este país. Lamentablemente, de la parte checa la aceptación de los polacos no siempre es positiva”.

Foto: Lenka Žižková
El estudio reveló igualmente el incremento del número de turistas de países extraeuropeos, sobre todo de Asia, indicó Machová.

”Además de turistas de Estados Unidos, de los que en 2017 llegaron a Chequia unos 540.000, vienen cada vez más viajeros de países asiáticos, ya sean chinos o sudcoreanos. Igualmente registramos un aumento de turistas de Israel. Poco a poco los visitantes asiáticos van desplazando a los europeos. El incremento del número de turistas es más que evidente, sobre todo en el caso de China. El año pasado fue del 38% en comparación con el año 2016”.

La capital checa es el lugar más frecuentado por los turistas extranjeros. Éstos desean conocer en especial el Puente de Carlos, el Castillo de Praga, la Plaza de la Ciudad Vieja con el reloj astronómico, la Plaza Venceslao y la iglesia con el Niño Jesús de Praga. En los últimos años también otras ciudades registran una mayor afluencia de viajeros de otros países, por ejemplo Telč, Jindřichův Hradec, Karlovy Vary y Český Krumlov.

Castillo de Jindřichův Hradec,  foto: CzechTourism
No menos atractivos resultan varios castillos y palacios en Chequia, entre ellos el de Karlštějn y Konopiště, ambos situados en las cercanías de Praga, y Hluboká, en Bohemia del Sur.

Además de los monumentos históricos, muchos de los visitantes desean degustar la cerveza checa, que tiene fama en el mundo entero. Una visita al menos a una típica cervecería en Chequia no se pierden los turistas alemanes, británicos y polacos, de acuerdo al estudio de la agencia Czech Tourism.