Chequia analizará imágenes satelitales para la OTAN

Foto: SATCEN

Los militares checos ya pueden ver desde el espacio qué ocurre en la República Checa y en el mundo. El país dispone de un centro para el análisis de imágenes satelitales conocido como SATCEN, que administra el servicio de inteligencia militar.

Foto: SATCEN

Los soldados checos desplazados, por ejemplo, en Afganistán disponen a partir de ahora de mayor protección. Tendrán a su disposición imágenes de los desplazamientos de los efectivos del llamado movimiento Talibán, así como de la ubicación de sus bases.

En declaraciones a la Radio Checa, el director del SATCEN, Ladislav Stahl, dijo que se trata de una institución de carácter nacional para la seguridad de los ciudadanos dentro y fuera del país. Entre las tareas del centro destaca el apoyo a la inteligencia militar checa y el suministro de información a la OTAN.

“El objetivo es que los soldados tengan información oportuna y precisa a la hora de delinear operaciones de combate o bien para las fuerzas de apoyo. El análisis de las imágenes de satélite puede contribuir a reducir las eventuales lesiones o muerte de los soldados”.

A diferencia de centros similares, el checo dispone de una innovadora tecnología de radares satelitales que le permite ver a pesar del mal tiempo o intensa nubosidad.

La misión checa en Afganistán, foto: archivo del Ejército Checo
El embajador checo ante la OTAN, Jakub Landovský, indicó a la Radio Checa que las imágenes que analiza el SATCEN serán de gran ayuda en Afganistán.

“En cuanto al aprovechamiento del sistema checo en Afganistán, nos sirve por ejemplo para reconocer las rutas que utiliza el movimiento Talibán”.

Dentro de la OTAN, la tecnología checa es única porque, según dijo el director Stahl, “dentro de la Alianza hay estados que tienen centros que se dedican al análisis de imágenes satelitales, pero únicamente a nivel nacional”, mientras que el checo es de cobertura mundial. Podrá utilizarse para descubrir señuelos militares, los llamados pertrechos hinchables que en la actualidad muchas veces son difíciles de identificar.

La República Checa cumple uno de los compromisos adquiridos con la OTAN. Se trata de uno de los pocos estados miembro que apoya a la Alianza a nivel de la exploración espacial de imágenes IMINT y la provisión de imágenes satelitales.

Los servicios del centro checo de análisis de imágenes satelitales servirá también para ayudar en caso de inundaciones, incendios de grandes dimensiones y el estudio de la vegetación en bosques y campos.