Checos en vísperas de decisivo encuentro con Italia

Photo: CTK

A la selección checa de fútbol le espera el reto más importante de la Copa del Mundo Alemania 2006. El encuentro contra Italia, a disputarse este jueves, decidirá sobre su clasificación a los octavos de final.

Foto: CTK
El jueves será el día más importante para la selección checa en lo que va del Mundial. En el tercer partido del grupo E los checos medirán fuerzas con Italia. Tras la victoria sobre EE.UU. y la derrota contra Ghana, el combinado checo no puede perder. Una victoria significaría la automática clasificación a los octavos de final; en caso de empate, dependerá del resultado del partido entre EE.UU. y Ghana. El triunfo de los africanos cerraría a los checos las puertas de la clasificación.

El entrenador nacional, Karel Bruckner, baraja varias posibilidades para conformar el once inicial. Los problemas surgen en el ataque y en la defensa central. La participación de Jan Koller y Vratislav Lokvenc está descartada, ya que el primero sufre una rotura en el músculo del muslo y el segundo no podrá jugar por acumulación de tarjetas. Otro atacante, Milan Baros, no jugó en los dos partidos anteriores por una lesión. Sin embargo, tras un intensivo tratamiento médico, Baros se entrenó por primera vez con el resto del equipo. Contra la "squadra azzurra" sí debería jugar.

De izquierda: Tomas Ujfalusi, Karel Bruckner y Karel Poborsky (Foto: CTK)
"Tengo un hematoma en la planta del pie, pues mi movilidad no es perfecta. Siento leves molestias a la hora de efectuar carreras cortas y arranques, pero eso no me impide jugar. Sin embargo, contra Italia los médicos tendrán que aplicarle a mi pie un tratamiento especial", explicó Milan Baros.

La defensa carecerá de su líder, Tomás Ujfalusi, expulsado en el partido contra Ghana. Apunta a ser su sustituto el defensa Radoslav Kovác del Spartak de Moscú.

"La nómina del equipo se publicará el jueves antes del partido. Hay varias opciones, así que nada es cierto. Tengo una buena sensación, pero aunque cuento con posibilidades de figurar en el once titular, la última palabra la tiene siempre el entrenador", declaró el defensa checo Radoslav Kovac.

El resto del combinado estará preparado para el decisivo partido de la selección. El encuentro contra Italia se disputará en la ciudad de Hamburgo a las 16 horas, tiempo centroeuropeo.

Autor: Jaroslav Smrz
palabra clave:
audio