Casi la mitad de las checas han sufrido violencia doméstica

r_2100x1400_radio_praha.png

Casi la mitad de las mujeres checas han sufrido en algún momento de su vida alguna forma de violencia doméstica. Así se desprende de un estudio en el que participaron tres mil mujeres. El sondeo reveló también el alto costo que este tipo de violencia representa para la economía nacional.

Foto: Philippe Ramakers / Stock.XCHNG
Ataques físicos, acoso sexual repetido, humillación, amenazas y destrucción de bienes. Esas son las formas más comunes de maltrato doméstico que han experimentado las mujeres en la República Checa. Más de la mitad de las víctimas sufrió alguna lesión o tiene problemas psicológicos que se deben a la violencia de género. Esto fue revelado en un sondeo publicado por la asociación proFem que ayuda a mujeres en dificultades.

La vice presidenta de la asociación, Soña Hradecká, proporciona más detalles sobre los resultados del estudio que fue realizado por Internet.

“En el sondeo participaron tres mil mujeres. El 40% de ellas han sido víctimas de violencia doméstica en algún momento de su vida. El 11% la sufrió en el último año. Una quinta parte de las mujeres maltratadas no denuncian porque no sienten apoyo en su familia. Muchas sienten vergüenza por lo que pasó o temen la reacción de su pareja”.

El estudio realizado por la asociación proFem es el primero en la historia del país que busca calcular el costo que la violencia doméstica representa para la economía nacional. Según Soña Hradecká, los gastos relacionados con el maltrato de las mujeres se pueden observar en diversos campos.

“Se trata de costos relacionados con los servicios sociales, con el trabajo de la Policía, con las actividades judiciales, con el desempleo y con los servicios médicos. En total la violencia doméstica representa gastos de más de 55 millones de euros al año. Tan sólo el tratamiento médico de las mujeres afectadas cuesta anualmente unos 20 millones de euros”.

Los resultados del sondeo fueron presentados este martes en una conferencia internacional en el Senado. Las asociaciones como proFem insistieron en la importancia de la prevención que puede ayudar a disminuir considerablemente el número de víctimas de la violencia de género y los costos que genera.

A principios de octubre fue lanzada una campaña titulada ‘El hecho de que no la vemos, no quiere decir que no existe’, que tiene por objetivo sensibilizar a los ciudadanos en torno al maltrato de mujeres, niños y jubilados e incitarlos a ser más atentos a lo que está pasando a su alrededor.