Cada vez más checos solicitan la jubilación anticipada

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková

Cada vez más checos solicitan en los últimos años la jubilación anticipada. En comparación con el año 2000, el número de personas que en la República Checa se jubilan antes de tiempo alcanza actualmente el triple.

Nikola Šimandlová, foto: ČT24
Unos 500.000 jubilados checos, o sea el 28% aproximadamente de todos los pensionados, reciben una pensión de jubilación reducida, según datos recientes de la Oficina Checa de Seguro Social. Un coeficiente reductor en el pago de este tipo de pensión se aplica en el caso de retiros anticipados. Muchas personas de la tercera edad solucionan de esta forma la situación económica en la que se encuentran a causa de la pérdida de trabajo y el no encontrar otro, indica Nikola Šimandlová, de la consultora Alternativa 50+.

”Nuestra organización encargó hace poco un estudio sobre ese tema y quedó demostrado que evidentemente, el motivo más frecuente del retiro anticipado es la pérdida de trabajo. Una persona que tiene entre 50 y 64 años y, al ser despedida no encuentra otro trabajo, decide jubilarse antes de tiempo”.

Mientras que la media de la pensión de jubilación mensual es de 402 euros, las personas que se retiraron anticipadamente reciben unos 42 euros mensuales menos. Aún así el número de personas que se retiran antes de tiempo se va incrementando en los últimos años. Y, aunque pueda parecer que lo hacen de manera voluntaria, la realidad es todo lo contrario, afirma Nikola Šimandlová.

Foto ilustrativa: Štěpánka Budková
”A muchas personas no les queda otra alternativa que solicitar la jubilación anticipada. Es más bien una estrategia de cómo salir de la difícil situación momentánea. Pierden trabajo y, debido a que tienen más de 50 años, la perspectiva de encontrar otro es mínima. Sólo llegan a ampliar el número de desempleados. Ese es uno de los motivos principales por el que a esas personas no les queda otra para tener al menos de qué vivir, que solicitar la pensión de jubilación. Y lo hacen independientemente del descuento de dinero mensual por retirarse anticipadamente”.

El año pasado se jubilaron en Chequia más de 87.000 mil personas, de las que unas 27.000 lo hicieron en forma anticipada. Un reciente sondeo de opinión realizado entre personas de la tercera edad que se retiraron anticipadamente demostró que dos quintas partes de los encuestados lo hizo por la pérdida de trabajo y sólo el 17% por motivos de salud.

La edad de jubilación en Chequia aumenta paulatinamente desde el año 1996. En el caso de los hombres se posterga cada año en dos meses y, en el caso de las mujeres en cuatro meses. La edad de jubilación que regía en este país era de 65 años, aunque las mujeres podían retirarse antes, en dependencia del número de hijos que hayan tenido.