Autorizan la venta de Telefónica Czech Republic

Photo: Tomáš Adamec

La Comisión Europea autorizó este jueves la adquisición de la filial checa de Telefónica por parte del grupo inversionista PPF, propiedad del magnate checo Petr Kellner. La entidad compradora firmó el traspaso del 65,9% de la compañía en noviembre, a cambio de 63.600 millones de coronas (2.300 millones de euros). En el paquete se incluye la totalidad de la filial eslovaca.

Foto: Tomáš Adamec, ČRo
La venta de Telefónica Czech Republic no ha sido considerada como peligrosa para la concurrencia económica por la Comisión Europa, al proceder ambas partes de sectores económicos totalmente distintos y al no solaparse por tanto sus actividades. En otras palabras, no se trata de la absorción de una empresa de telecomunicaciones por otra, sino de la entrada de un nuevo jugador en el mercado, que reemplaza a otro anterior.

El grupo PPF, con sede en los Países Bajos, se dedica sobre todo, según la Comisión, al sector bancario, las inversiones, los inmuebles, los servicios de consultoría, la extracción de materias primas y el comercio con productos electrónicos. Telefónica por su parte es el mayor grupo de telecomunicaciones en las repúblicas Checa y Eslovaca, y sus actividades se reducen a los servicios de telefonía móvil.

Tal como han acordado ambas partes, durante cuatro años la compañía seguirá siendo parte del programa internacional del grupo Telefónica, lo que permitirá al operador por ejemplo comprar a mejores precios tecnología o beneficiarse acuerdos comunes en servicios de roaming. De esta forma, aunque Telefónica Czech Republic y su hermana eslovaca cambiarán de nombre, seguirán operando bajo la marca 02.

Ahora PPF deberá cumplir la obligación de ofrecer la compra de sus participaciones a los pequeños accionistas, que podrán elegir si se quedan con sus acciones o se desprenden de ellas.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio