Aprobado el presupuesto estatal para el próximo año

Foto: ČT24

El déficit del presupuesto estatal checo para el año 2014 ascenderá a 4.500 millones de euros. Así lo decidió este jueves la Cámara Baja evitando a último momento un presupuesto provisional.

De izquierda: Andrej Babiš, Bohuslav Sobotka y Pavel Bělobrádek, foto: ČT24
Con 109 votos a favor y 39 en contra, la Cámara Baja checa aprobó el déficit presupuestario para el 2014 que aumentará en unos 80 millones de euros en comparación con este año.

El proyecto fue apoyado por la coalición gubernamental, integrada por el Partido Socialdemócrata, el movimiento ANO y el democristiano Partido Popular.

El líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, indicó que le gustaría tener un presupuesto que fomente más la economía, pero que, en general, el documento presentado por el Gobierno saliente de Jiří Rusnok, es aceptable.

“Hay que darse cuenta de que este presupuesto no asfixiará la economía nacional, no cuenta con reducir salarios ni quitar dinero a la gente por medio del crecimiento del IVA. Por el contrario, trata de resolver la crisis en el sector sanitario. Creo que desde el punto de vista de la estabilidad y el futuro del país es una buena noticia que el 19 de diciembre tengamos por fin aprobado el presupuesto estatal”, dijo.

Helena Langšádlová, foto: Khalil Baalbaki
Por su parte, la oposición considera el déficit presupuestario aprobado por la coalición gubernamental como demasiado alto, según indicó la vicepresidenta de TOP 09, Helena Langšádlová.

“Opinamos que el déficit presupuestario aprobado podría ser de mil millones de euros menor. Lo malo es que el déficit interanual siga creciendo. En fin, el presupuesto no fomenta el crecimiento económico y es irresponsable”, señaló.

Los diputados del Partido Comunista y del movimiento Amanecer no están de acuerdo con el presupuesto, pero decidieron no obstaculizar su aprobación, según explicó el jefe de esta segunda formación, Tomio Okamura.

“Naturalmente, no estamos de acuerdo con el déficit presupuestario, pero por otro lado comprendemos que la coalición está bajo una gran presión y que no pudo evaluar en un período tan corto el presupuesto. Por eso no queríamos bloquear esta normativa esencial y el trabajo de la coalición. Así que nos abstuvimos de la votación”, dijo.

El presupuesto debe ser ratificado aún por el presidente de la República, Miloš Zeman.