Agricultores europeos protestaron en Praga contra política de subvenciones de Bruselas

Foto: CTK

Miles de agricultores europeos exigieron en Praga igualdad de condiciones para los nuevos y los antiguos estados comunitarios en la concesión de subvenciones al sector por parte de Bruselas.

Foto: CTK
Unos ocho mil agricultores de ocho países europeos se reunieron en la capital checa para manifestar su desacuerdo con la política agraria de Bruselas. Los participantes criticaron que los agricultores de los nuevos estados miembros reciben subvenciones inferiores a las que son concedidas a los granjeros de los viejos países comunitarios.

Los presentes pidieron que sea detenida la insolvencia agraria y que el sector lácteo sea salvado del colapso. Los agricultores demandaron que las injusticias sean eliminadas antes del año 2013, fecha en la que la Comisión Europea prevé modificar el sistema de ayudas a los campesinos.

Petr Gandalovič y Mariann Fischer-Boel, foto: CTK
El ministro checo del sector, Petr Gandalovič, recalcó que entiende el descontento de los agricultores, a la vez que insistió que las manifestaciones no aportan solución alguna.

“La situación de los granjeros es complicada y la crisis les ha causado pérdidas. Bruselas y los Gobiernos nacionales buscan formas de cómo ayudar al campo. Pero ninguna protesta hará cambiar la situación en el mercado agrícola nacional y europeo”, dijo Gandalovič.

Foto: CTK
La manifestación a la que, además de checos, asistieron granjeros de Hungría, Eslovaquia y Alemania, entre otros, tuvo lugar el mismo día en que se efectuó en Praga una conferencia de la Unión Europea dedicada al sector agrícola. En la actividad estuvo presente la eurocomisaria de Agricultura, Mariann Fischer-Boel, quien sostuvo que está dispuesta a recibir en Bruselas a una delegación de agricultores de países europeos para debatir los problemas de las subvenciones y de la competitividad de los productores de leche.

Milan Hebnar, director de la Cámara Agraria de Kroměříž, uno de los organizadores de la protesta, afirmó que la situación de los agricultores de los nuevos estados comunitarios es sumamente difícil.

”Muchos granjeros se encuentran en un callejón sin salida, al borde de la quiebra. No les queda otra que pedir ayuda presionando al Estado y a Bruselas por medio de acciones de protesta”, dijo Hebnar.

La protesta finalizó en la céntrica Plaza Venceslao, en Praga, donde los agricultores repartieron leche y yogur entre los ciudadanos.