¡Adiós!

Pavel Nedved, photo: CTK
0:00
/
0:00

La selección checa de fútbol cayó este jueves ante Italia por 0-2 y queda eliminada del Mundial de Alemania, terminando en el tercer lugar del grupo E.

Foto: CTK
Lesiones e indisciplina, esas fueron las principales causas del fracaso del equipo checo, que perdió las posibilidades de ganar el partido contra Italia prácticamente en la primera mitad del encuentro. El sustituto italiano Materazzi abrió de cabeza el marcador en el minuto 26 y faltando apenas unos segundos para el fin de la primera parte, el árbitro mexicano Benito Archundio expulsó al centrocampista Jan Polák tras una falta ofensiva totalmente inútil.

Polák cometió una insensatez incomprensible, expresó el técnico checo Karel Bruckner.

"La verdad es que carecíamos de cuatro delanteros de élite y además faltaba el centrocampista Galásek y el defensa Ujfalusi que fue expulsado en el partido contra Ghana. De esa forma nos faltaron jugadores altos y no podíamos ejecutar las situaciones a balón parado tal como estamos acostumbrados. ¡Pero las tarjetas rojas para mí son absolutamente inadmisibles e incomprensibles! Con diez jugadores es casi imposible dar vuelta el marcador contra un contrincante tan fuerte como Italia".

Pavel Nedved (Foto: CTK)
El cuadro checo, liderado por el excelente centrocampista Pavel Nedved, luchó valientemente. La estrella de la Juve fue incansable y cuatro veces tiró peligrosamente contra la portería de su compañero de equipo, Gianluigi Buffon.

Pero la fuerza ofensiva y eficacia de los checos fue muy baja en los últimos dos partidos. La selección nacional no logró imponerse ni en el partido contra Ghana ni contra Italia.

El delantero checo Milan Baros animó el ataque checo, pero la pausa sin jugar debido a la lesión fue notable, el balón no le obedeció así como estaba acostumbrado.

"Este grupo fue difícil y varios jugadores nuestros estaban de baja por lesión, esto no es una excusa, los suplentes jugaron perfectamente. Es una pena que no hayamos empatado con Ghana, lo que nos hubiera asegurado el pase a los octavos de final", indicó el delantero.

Al final del partido, cuando los checos ya coparon la banca, anotó Inzaghi el segundo gol de los azzurri confirmando de esa forma la clasificación final del grupo E, es decir, que Italia y Ghana pasan a los octavos de final, mientras que la República Checa y Estados Unidos regresan a casa.


Mundial 2006 - Grupo E.

Estadio: Hamburgo. Lleno, 50.000 espectadores.

Árbitro: Benito Archundia (MEX). Expulsó por doble tarjeta a Polak (m.35 y 45+2) y amonestó a Gattuso (m.31).

Goles: 0-1, min. 26; Materazzi. 0-2, min. 87; Inzaghi.

República Checa; 0: Cech; Grygera, Rozehnal, Kovac (Heinz, m.78), Jankulovski; Poborsky (Stajner, m.46), Rosicky, Nedved, Plasil; Polak; Baros (Jarolim, m.64).

Italia; 2: Buffon; Zambrotta, Nesta (Materazzi, m.17), Cannavaro, Grosso; Camoranesi (Barone, m.74), Pirlo, Gattuso, Perrotta; Totti; Gilardino (Inzaghi, m.60).

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio