Abren el centro láser ELI en Chequia, por ahora sin su pieza esencial

El centro láser ELI en Dolní Břežany, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa

Ayudar a explorar el cosmos y combatir el cáncer. Eso son algunos de los objetivos del nuevo centro láser ELI inaugurado recientemente en Dolní Břežany, cerca de Praga. El establecimiento entrará en pleno funcionamiento en 2018.

De células microscópicos a planetas gigantescas

Investigar los fenómenos físicos extremos, como el simulacro de los sucesos dentro de las estrellas y los planetas gigantescos, por un lado, y contribuir al desarrollo de las fuentes baratas de protones para el tratamiento de tumores malignos, por otro.

El campo de acción del nuevo centro investigativo de ELI (Extreme Light Infrastructure) es muy amplio y abarca numerosos sectores, precisó el presidente de la Academia de Ciencias checa, Jiří Drahoš.

Jiří Drahoš (a la derecha) y Jiří Řídký, foto: ČTK
“Los científicos aquí podrán desarrollar aceleradores de partículas compactos para las aplicaciones médicas o investigar la estructura interior de las células vivas. Esos son experimentos absolutamente únicos, difícilmente realizables hoy día. O sea que incluyen desde la investigación de material hasta la medicina y la biología”, destacó.

El centro cuenta por el momento con un equipo internacional, integrado por 280 científicos, entre ellos franceses, italianos, alemanes, japoneses y estadounidenses.

El láser capaz de hacer evaporar la represa checa más grande en un minuto

El centro láser ELI en Dolní Břežany, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa
Sin embargo, el centro aún está esperando la llegada de sus piezas esenciales: los láseres súper potentes, que serán instalados allí en los próximos dos años para poder entrar en pleno funcionamiento en 2018.

Los cuatro láseres se basan en nuevas tecnologías que les permiten generar pulsos muy cortos de energía muy alta. El aparato denominado PW-10 es incluso el láser de mayor energía a nivel mundial.

Para tener una idea: este aparato es capaz de lanzar un rayo tan intenso que de ser empleado sin interrumpir, en diez segundos haría hervir la represa de Lipno y dentro de apenas un minuto haría evaporarse toda el agua de la superficie checa más extensa.

El centro láser ELI en Dolní Břežany, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa

Gracias a sus extraordinarias capacidades estos dispositivos podrán ayudar a llevar a cabo los nuevos experimentos, resaltan los científicos.

Los interesados en visitar el nuevo centro de investigación en Dolní Břežany podrán hacerlo el 6 de noviembre cuando habrá allí el día de las puertas abiertas al público.